Monterrey

Cierran fundidores
en Guadalajara por
falta de crecimiento

La falta de crecimiento de la economía nacional, las cargas fiscales y más obligaciones en materia de seguridad, provocaron el cierre de 20 micro y pequeñas empresas de la fundación en Jalisco.
Juan Antonio Lara
25 junio 2014 21:17 Última actualización 26 junio 2014 5:0
Fundidora. (Cuartoscuro)

Fundidora. (Cuartoscuro)

GUADALAJARA.- La falta de crecimiento de la economía mexicana, aunado a la mayor carga fiscal y también más obligaciones en materia de seguridad social, ha provocado el cierre de 20 micro y pequeñas empresas de la fundición en el estado de Jalisco.

Ángel Álvarez Camacho, presidente de la Sociedad Mexicana de Fundidores en esta entidad, dijo que la situación de las empresas de este sector es crítica porque el consumo nacional está deprimido.

“Los fundidores grandes no resienten porque exportan, pero el consumo nacional está deprimido. Entonces tenemos una seria problemática en los pequeños y medianos fundidores, que se está reflejando en falta de liquidez”, dijo.

Entrevistado en un evento donde empresarios regiomontanos del sector invitaron a sus homólogos de Jalisco al XIX Congreso y Exposición de la Industria de la Fundición que se llevará a cabo en Monterrey en septiembre, Álvarez dijo que en esta entidad hay cerca de 150 empresas, la mayoría son micro, pequeñas y medianas.

El empresario tapatío mencionó que la reforma fiscal ha venido a complicar la operación de las empresas del sector, que aunado a las obligaciones que les marca el Seguro Social con sus trabajadores, ha llevado al cierre de 20 o más talleres de fundición.

“El Seguro Social es una cuestión muy seria y su costo es muy caro. No respeta si la situación de la empresa es buena o mala, si tiene problemas de liquidez. Ellos llegan a raja tabla y embargan con una gran facilidad. Entonces, el problema se multiplica”, indicó.

El sector de la fundición en México está compuesto por más de 800 compañías, que en su mayoría son micro, pequeñas y medianas empresas, y generan más de 20 mil empleos formales a la economía del país.

Los sectores en los que participan las fundiciones en México son, por orden de importancia, el automotriz con el 70 por ciento, el industrial y agrícola con el 20 por ciento, así como el de enseres domésticos, aeroespacial, petróleo y energéticos, con el 10 por ciento.

“El empresario mexicano arriesga salud, patrimonio y familia y muchas veces termina como delincuente porque le debe al Seguro Social y porque a veces tenemos problemas de incumplimiento con el SAT”, opinó.

Cuestionado sobre las perspectivas para lo que resta del año, Álvarez se mostró pesimista.

“El año pasado fue terrible. Yo creí que este año iba a repuntar, pero ya llevamos seis meses y esto sigue mal. Esta es una ciudad que se ha caracterizado por producir válvulas para baños y llevamos 20 meses sin construir casas en todo el país”.