Monterrey

Cervecerías artesanales se abren camino en el mercado regiomontano

Abraham Cohen, socio de la importadora y distribuidora de cervezas Cohevi y co fundador de Beer for us, explicó que hoy en día la presencia de la cerveza artesanal en la entidad se ha convertido en una tendencia que crece rápidamente.
Daniel Anguiano
01 junio 2015 21:31 Última actualización 02 junio 2015 5:0
Cerveza artesanal. (El Financiero)

De 2014 a 2015, la venta de estas bebidas registra un alza de hasta el 100 por ciento. (El Financiero)

MONTERREY.- Aunque Nuevo León se ha caracterizado por ser una de las regiones del país que más cerveza consume, se tardó en darle una oportunidad a las artesanales, sin embargo, hoy en día este mercado presenta un crecimiento del cien por ciento de un año contra otro.

Abraham Cohen, socio de la importadora y distribuidora de cervezas Cohevi y co fundador de Beer for us, explicó que hoy en día la presencia de la cerveza artesanal en la entidad se ha convertido en una tendencia que crece rápidamente.

“Cada vez hay más opciones para la gente. Entonces, cuando lo pones mano a mano con las (cervezas) industriales, pues la gente empieza a probar y conocer nuevos sabores, también se está generando un poquito más de cultura”, comentó.

De esta manera, poco a poco aparecen más marcas de microcervecerías, sólo en Monterrey existen 23 de estas productoras, entre ellas dos firmas que también son socios de Beer for us, Malafacha y Bracino.

“Trae mucha influencia americana, mucha gente empezó a hacer cerveza en su casa, como un hobby. Así fue con la mayoría de los microcerveceros, luego muchos ya lo hicieron con esa visión de negocio, pero de los que empezaron a hacer cerveza en su casa les salió buen producto, empezaron a regalarla”, dijo al explicar los orígenes de esta tendencia.

Beer for us abrió en diciembre pasado, maneja 800 etiquetas de cervezas, tanto nacionales como importadas, de las cuales al menos la mitad, 400 marcas, son artesanales provenientes de todo el país y hace tres meses estableció un pub restaurante, donde el menú gira en torno a la cerveza.

“Tenemos también el área de las industriales, tenemos a Miller, Modelo y Cervecería, no nos podríamos promover como una tienda de mayor variedad si no vendemos una Corona y una Tecate”, añadió; por lo cual, maneja cualquier promoción que estas marcas aplican en tiendas de autoservicio.

No obstante al crecimiento que han tenido las cervezas artesanales, enfrentan una serie de retos, uno de ellos está en el aspecto fiscal, dado que a estos productos se les aplica impuesto sobre impuesto, es decir, el Impuesto al Valor Agregado (IVA) y el Impuesto Especial Sobre la Producción y Servicios (IEPS).

“Las grandes pagan una cuota fija por litro y las artesanales no pagan el IVA sobre el IEPS. Es un 26.5 por ciento del IEPS más un 16 del IVA… están buscando tener una igualdad para que sea una cuota fija litro por litro”, añadió.

Otra dificultad es el mercado de los ingredientes, maltas, lúpulos y otros granos. Cohen explicó que cuando salen a la venta estos productos en el mercado nacional, lo más frecuente es que esto ya esté acaparado por las grandes industrias; motivo por el cual tienen que importar y esto eleva los precios.