Monterrey

Cemex ve al 2017 con optimismo y cautela

La estrategia de la empresa está basada en cuatro elementos principales: reducir riesgo de refinanciamiento, desapalancamiento, disminuir costo financiero y minimizar la dilución.
Daniel Anguiano
danguiano@elfinanciero.com.mx
16 marzo 2017 20:33 Última actualización 16 marzo 2017 20:33
Cemex

(Bloomberg)

Cemex ve hacia el resto del 2017 con un ánimo positivo, pero con cautela; incluso, ve en los planes de infraestructura de Estados Unidos un elemento favorable, así como de la política expansiva de este país.

Durante la realización del Cemex Day 2017, llevado a cabo en la ciudad de Nueva York, Fernando González Olivieri, CEO de la empresa, comentó que hay también una expectativa favorable en la demanda en México, impulsada por el sector residencial.

Así como también en el gasto de los sectores residencial e infraestructura de los principales mercados europeos de la empresa.

Por otro lado, la empresa destacó que durante el 2016 mejoraron “significativamente” su estructura de capital, a pesar de las vicisitudes que se presentaron en el transcurso del año. Y destacó que durante este año, obtuvieron los volúmenes consolidados de cemento más altos desde el 2008.

Cerca de la meta, van por grado de inversión
Durante la realización del Cemex Day 2017, llevado a cabo ayer en la ciudad de Nueva York, José Antonio González, Vicepresidente Ejecutivo de Finanzas (CFO), explicó la estrategia que la empresa ha llevado desde meses atrás y que mantendrá en el transcurso de este año para recuperar el grado de inversión.

Esta estrategia, explicó González, está basada en cuatro elementos principales: reducir riesgo de refinanciamiento, desapalancamiento, disminuir costo financiero y minimizar la dilución.

Añadió que durante en los últimos tres años, la estructura de capital de la compañía se aceleró al grado en que la deuda total más notas perpetuas de la compañía se redujeron de 17 mil 500 en 2013 a 13 mil 200 en 2016.

Mientras que la deuda bancaria se redujo de 25 por ciento a 22 por ciento durante los últimos tres años, detalló el directivo. Asimismo, la deuda a tasa fija pasó de conformar un 68 por ciento a un 73 por ciento de 2013 a 2016.

Este tipo de acciones, añadió el directivo, se ha traducido en mejores métricas para la empresa; por ejemplo, la calificación crediticia a escala internacional asignada por Fitch es BB- y la emitida por Standard and Poor’s también es de BB-. Y en escala México es A, por la primera calificadora mencionada, y A- por la segunda.

También detalló que la deuda total de la cementera más las notas perpetuas se redujo en un 25 por ciento durante el transcurso de los últimos tres años.

“La mejora en las métricas y la liquidez del mercado nos han permitido disminuir significativamente el riesgo del balance”, explicó González.

Para el 2017 la empresa prevé fortalecer aún más su estructura de capital a través de la estrategia mencionada. En lo que va del año la compañía ha captado mil 100 millones de dólares por la venta de activos. Y cuenta con 300 millones de dólares de ventas pendientes de activos previamente anunciados.

El directivo indicó que para el 2017 se puede esperar que la empresa extienda y optimice las condiciones de su deuda bancaria, así como la preparación para el vencimiento del convertible de 690 millones de dólares con plazo en marzo de 2018.

Aunado a mantener una liquidez amplia y reducir el riesgo de refinanciamiento, y reducir el gasto financiero y un desapalancamiento.