Monterrey

Casas de interés social, incosteable

Víctor Salazar, director del Clúster de Vivienda, dijo que esta problemática la vienen presentando desde el verano pasado, pero ahora con el panorama que se vislumbra para el próximo año, los desarrolladores están perdiendo interés por este segmento.
Esther Herrera
eherrera@elfinanciero.com.mx
01 diciembre 2017 12:14 Última actualización 01 diciembre 2017 12:14
Vivienda

Vivienda

Aunque el monto de subsidios a la vivienda se mantendrá en los seis mil 830 millones de pesos para el 2018, los vivienderos de Nuevo León consideran que es insuficiente para permanecer en el segmento de casas de interés social, por lo que se estima que un 30 por ciento de las empresas desarrolladoras en la entidad estarían retirándose de ese mercado al resultar incosteable.

Víctor Salazar, director del Clúster de Vivienda, dijo que esta problemática la vienen presentando desde el verano pasado, pero ahora con el panorama que se vislumbra para el próximo año, los desarrolladores están perdiendo interés por este segmento al considerar que el modelo de negocio de casas de interés social o popular está resultando costoso por la tramititis.

El especialista consideró que los vivienderos enfrentan un entorno adverso, hay que recordar que el costo de la tierra sigue siendo alto aunado a la tramitología y ahora a la nueva ley de desarrollo urbano son variables que están pensando para el desempeño de las empresas.

“Es entendible que algunos desarrolladores estén evaluando replantear su portafolio y otros se mantendrán todavía para el próximo año pero con mucho esfuerzo”, indicó.

Estimó que los subsidios a la vivienda empezarán a fluir hasta el primer trimestre de 2018, pero será hasta el segundo tercio del año cuando la actividad realmente inicie, justo como ocurrió en este mismo año.

En Nuevo León se ha registrado una caída año con año en este segmento, en los mejores años la oferta era de 65 mil viviendas y actualmente el nivel está en 44 mil casas