Monterrey

Canadienses invertirían
en la Cuenca de Burgos

Lo que las detiene en estos momentos es la baja en los precios del petróleo y del gas.
JUAN ANTONIO LARA
jlara@elfinanciero.com.mx
20 enero 2016 9:0 Última actualización 20 enero 2016 9:16
Sector Aeroespacial

MERCADO. El sector aeroespacial es otro de los que interesa a las compañías de Canadá.

Empresas canadienses del sector de energía tienen mucho interés por invertir en la Cuenca de Burgos para extraer gas natural, pero lo que las detiene es la situación internacional del precio del petróleo y la falta de financiamiento.

“Siempre que hay una oportunidad de exploración en cualquier parte del mundo hay interés de las empresas canadienses por invertir”, dijo Peter G Hall, vicepresidente y economista en jefe de Export Development Canada.

Hall estuvo en Monterrey donde impartió una conferencia sobre las perspectivas económicas para el 2016 y el futuro de las relaciones entre México y Canadá.

“Hay mucho interés, hay muchos proyectos de empresas canadienses, pero las compañías de gas tienen problemas de liquidez porque los precios están muy bajos”.

El economista canadiense dijo que las empresas canadienses tienen la tecnología y todo el conocimiento, así que en el futuro sería muy fácil venir a explorar en Nuevo León.

Otros sectores donde podrían invertir empresas de Canadá son el de gasoductos y energías limpias, específicamente la eólica y solar.

“Ahora con la desregulación en México hay muchas oportunidades que se están presentando para Canadá y lo que está haciendo la EDC es presentarles a los canadienses estas opciones”, agregó.

Hall dijo que otros dos sectores donde están invirtiendo empresas canadienses son el de maquinaria y automotriz, especialmente en lo que respecta a proveeduría.

El sector aeroespacial es otro de los que interesa a las compañías de Canadá, pero hay muchos proyectos de esta rama de la industria están detenidos por la caída del precio del petróleo.

PERSPECTIVAS
En cuanto a la situación económica de México, el economista canadiense expresó que tiene dos grandes problemas que debe resolver.

El primer problema es la caída de los precios del petróleo, que el año pasado se había previsto un precio de 76 dólares el barril, y este año ha bajado a 30 dólares y la Agencia Internacional de la Energía (AIE) pronostica que podría bajar aún más.

“Debido a esta baja, hay un déficit en el presupuesto y el Gobierno tendrá que cortar programas o reducir gastos para poder balancear esto, porque de lo contrario habrá un déficit en el presupuesto”.

El segundo problema es el tipo de cambio, que eleva la deuda externa de México, pero al mismo tiempo beneficia al país y atrae una mayor inversión extranjera.

“El peso no se ha devaluado por el gobierno mexicano, sino por el fortalecimiento del dólar, y esto le pasa también al dólar canadiense”, indicó Hall.

Expresó que el peso mexicano se ha apreciado frente a otras monedas, como el peso colombiano y el real brasileño.

“Están llegando inversiones que van a levantar la economía mexicana”, indicó el vicepresidente de EDC.

Pero advirtió que si se contrae deuda para gasto corriente en lugar de invertirla en infraestructura, podría afectar a la economía mexicana.