Monterrey

Caída en ingresos en 2016 pone a entidades “contra la pared"

El Centro de Investigación Económica y Presupuestaria revela que las entidades con deuda tendrían una disminución de ingresos vía participaciones y aportaciones.
Daniel Anguiano
22 septiembre 2015 21:11 Última actualización 23 septiembre 2015 5:0
SAT. (Félix Vásquez)

No hay una estrategia que sea mejor para todas las entidades federativas (Félix Vásquez)

MONTERREY.- La reducción del presupuesto federal, el desplome en los precios del petróleo, así como la creciente disparidad entre el peso y el dólar, complicarían el entorno económico de aquellas entidades cuyo nivel de deuda es más alto durante el próximo año.

Lo anterior se desprende de un análisis del Centro de Investigación Económica y Presupuestaria (CIEP), el cual señala que estas entidades tendrían, en caso de una disminución de ingresos vía participaciones y aportaciones, que recurrir a un incremento de su endeudamiento, a un alza en su recaudación local o en contraparte un recorte de su presupuesto en varios de sus programas.

En lo que respecta a Nuevo León, indica que, la entidad no está exenta de sufrir un 2016 complicado en materia financiera, principalmente porque es uno de los estados con mayores índices de deuda, pues de acuerdo al CIEP los pasivos corresponden, a junio de 2015, el 95.4 por ciento de los ingresos estatales.

Además que el monto total de la deuda del estado supera los 62 mil millones de pesos, con una tasa de interés 5.9 por ciento a un plazo promedio de 16.7 años; y señala que la entidad es una de las que peor desempeño tiene si se compara el nivel de deuda con la capacidad de ingresos.

Además, indica que la mayoría de este endeudamiento está garantizado con participaciones federales, que alcanzarían hasta un 229 por ciento de estos recursos.

No hay una estrategia que sea mejor para todas las entidades federativas, cada estado deberá escoger la que mejor le convenga”, señala el organismo.

Añade que en caso de que las entidades afectadas en sus ingresos por los fenómenos ya citados, opten por incrementar su recaudación local, el escenario tendría un efecto directo en su población; aunque contribuiría en cierta forma a disminuir la dependencia de los recursos federales.

“El incremento de la recaudación local permitiría a los estados depender cada vez menos de las participaciones y aportaciones. Sin embargo, en la mitad de las entidades federativas, el ingreso per cápita disminuyó en los dos últimos años; por lo que un aumento de impuestos locales de forma general podría llevar a la disminución del bienestar de los ciudadanos”.

Añade que de 2012 a 2014, el ingreso per cápita de los neoleoneses creció y ubicó a la entidad entre las que tuvieron los indicadores de este tipo más altos en el país, con 12 mil 943.80 pesos en promedio.

Por otro lado, los ingresos estatales durante el 2015 también se ubican entre los más altos en comparación con el resto de los estados del país, con un monto superior a los 65 mil millones de pesos, de acuerdo a la información publicada por el organismo.