Monterrey

¿Buscas tu libertad financiera? Aquí algunos consejos

OPINIÓN. El uso de las redes sociales es una herramienta que podrían ayudar a obtener ingresos pasivos, los alcances de promoción son muy interesantes para esos fines invirtiendo sólo una hora al día para estos propósitos. A
ENFOQUE FINANCIERO
Carlos Peña
08 septiembre 2017 14:24 Última actualización 08 septiembre 2017 14:25
Carlos Peña.

Carlos Peña.

¿Sabía usted que únicamente el 3 por ciento de la población en México ahorra o invierte en estrategias de inversión en la Bolsa Mexicana de Valores? Y que esto se explica porque la educación y cultura financiera es muy baja, porque parece ser que es parte del ADN de las personas gastar más de lo que ingresa y entrar al famoso círculo vicioso de endeudarse más, más y más.

Pero amigo lector, este fenómeno no sólo ocurre solamente en Monterrey, Nuevo León o México, sino en todo Latinoamérica, por lo cual es necesario revertir esta situación.

En este sentido, una buena estrategia de inversión, para que sea inteligente tiene que estar diversificada, según lo marca la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores), por medio de un estudio de perfil de algún cliente. Aquí, es importante tomar en cuenta el objetivo de cada inversionista, sus recursos disponibles, su sensibilidad a la volatilidad, el plazo que considera y, reitero, una estrategia diversificada, esta última compuesta por opciones de inversión en instrumentos de rentas fijas y variables.

Estimado lector, en este proceso es muy importante que se acerque con los asesores certificados por la AMIB (Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles) para que sean orientados de manera profesional, en cualquier institución de fondos de inversión o banco.

Ahora bien, si su salario es bajo, y esto no le permite ahorrar o invertir, debe considerar que también es cierto que las personas están en un estado de “confort”, y que se conformen por percibir un salario “seguro”, pero por favor considere que al final de cuentas, el salario es dinero prestado, y así se quedan hasta esperar a llegar a la jubilación.

Una propuesta para revertir lo anterior, es alcanzar un ingreso que se sume a lo que ya tiene, y así tenga la oportunidad de tener una mejor calidad de vida, y esto precisamente se lo dan los ingresos pasivos, que básicamente son una manera diferente de decir: “ganar dinero sin trabajar”. Pero hay algo importante que se debe destacar, antes de confundir el concepto. Generar ingresos pasivos, no es esperar a que el dinero caiga del cielo.

El uso de las redes sociales es una herramienta que podrían ayudar a obtener ingresos pasivos, los alcances de promoción son muy interesantes para esos fines invirtiendo sólo una hora al día para estos propósitos. Algunos ejemplos de ingresos pasivos son: tener una casa o local comercial en alquiler o cobrar derechos de autor de algún libro o creación artística, entre otros.

Por ello, la fórmula de buenas finanzas patrimoniales + ingresos pasivos = libertad financiera, estoy convencido de que es la estrategia del crecimiento económico personal, ya que esto permite a las personas tener ingresos extras hasta que llega el momento en que dichos ingresos sean mayores que su salario fijo.

El Noreste de México, donde están estados como Nuevo León o Coahuila, es una zona con mucha actividad económica y se presta para buscar ingresos pasivos, estos pueden ser por servicios o productos que pueden ofrecer en su tiempo libre; y cuando se logra con éxito dicha actividad, el salario pasar a un segundo término en importancia, y ahí saldría del circulo vicioso del endeudamiento.

El crecimiento patrimonial de las personas va ligado al conocimiento, al riesgo y a la volatilidad, si tuviéramos que sacar una conclusión de cómo llegar a ser rico es ese mismo: No hay rico que no haya asumido riesgos, debemos entender que el riesgo y la volatilidad es una oportunidad que hay que aprovechar.

El autor es asesor en Estrategias de Inversión de Casa de Bolsa Finamex; Director de Columbus MX Asesores y Autor del libro “Tu presente definirá tu futuro”.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.