Monterrey

Buenas noticias, ¡por fin!

OPINIÓN.Pese a todo, existen indicadores que sugieren que la actividad económica podrá mostrar un mejor dinamismo al esperado. 
VISIÓN ECONÓMICA
Jesús Garza
jgarzagg@gmail.com
30 marzo 2017 8:28 Última actualización 30 marzo 2017 9:0
Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

Jesús Garza, director general y fundador de GF GAMMA.

La actividad económica medida por el Indicador General de la Actividad Económica (IGAE – proxy mensual del PIB) publicado por el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) sorprendió en el mes de enero, creciendo a una tasa anual de 3.0 por ciento (el consenso de mercado esperaba un crecimiento de solamente 1.9 por ciento).

Destaca que casi todos los componentes del IGAE mostraron un dinamismo favorable. El sector agropecuario aumentó 12.8 por ciento anual (debido a la depreciación del tipo de cambio), los servicios continuaron con un desempeño favorable (+4.1 por ciento) mientras el sector industrial se contrajo 0.1 por ciento anual.

Sin embargo, dentro de este último cabe resaltar que el sector manufacturero se expandió 4.3 por ciento (su tercer mes de crecimiento consecutivo). Los sectores que continúan desacelerando al sector industrial son el minero (que incluye al sector petrolero), que cayó fuertemente en 9.3 por ciento (ligó 32 meses consecutivos de caídas consecutivas) y el sector de la construcción que disminuyó 1 por ciento (por la caída en la inversión pública).

Pese a todo, existen indicadores que sugieren que la actividad económica podrá mostrar un mejor dinamismo al esperado. En particular el sector manufacturero, que el año pasado sufrió por la baja demanda de bienes intermedios por parte de la industria estadounidense.

La economía estadounidense muestra un buen desempeño, en particular el relacionado con su sector industrial. Lo anterior está beneficiando a las exportaciones mexicanas. Durante los primeros dos meses del año las exportaciones manufactureras del país crecieron 6.5 por ciento anual. No sólo eso, sino que las exportaciones de bienes intermedios comienzan a recuperarse. Recordemos que la gran mayoría de las exportaciones mexicanas hacia el vecino país son bienes intermedios (que dependen del crecimiento de la industria en EUA).

Según los últimos datos (febrero) de las expectativas de crecimiento del sector manufacturero en EUA medidos por el Institute for Supply Management (ISM), el sector manufacturero se encuentra en expansión (57.7 puntos – arriba de 50 puntos indica expansión). Esto son buenas noticias para las exportaciones manufactureras mexicanas, y en particular para la región del noreste del país.

Sin embargo, existen riesgos a la baja sobre la actividad económica. El repunte de la inflación (principalmente debido al alza de los precios de la gasolina) restará dinamismo al consumo privado lo que moderará al crecimiento del sector de los servicios. Aunado a ello, la incertidumbre sobre la renegociación del Tratado de Libre Comercio (TLC) continuará en el ojo de huracán.

Aun así, la expansión arriba de lo esperado de la economía durante el mes de enero son buenas noticias, muy necesarias en este entorno de incertidumbre.

El autor es el director general y fundador de GF GAMMA y catedrático en el ITESM campus Monterrey. Cuenta con un doctorado en Finanzas y maestría en Economía Financiera por la Universidad de Essex en el Reino Unido, y una Licenciatura en Economía por el ITESM (campus Monterrey).

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.