Monterrey

Blindaje de autos al alza en Nuevo León

Pese a que la cultura de la prevención es poca en la entidad, las solicitudes por este atributo y seguros contra daños por inseguridad en los autos crece.
SONIA CORONADO
scoronado@elfinanciero.com.mx
28 noviembre 2016 10:31 Última actualización 28 noviembre 2016 10:43
[Este año se venderán en México 2 mil 500 vehículos blindados. / Cuartoscuro / Archivo]  

[Este año se venderán en México 2 mil 500 vehículos blindados. / Cuartoscuro / Archivo]

El semáforo del delito de Nuevo León se mantiene en rojo en siete de ocho indicadores, como homicidio, extorsión, robo a vehículo, robo a casa habitación, robo a negocio, lesiones y violación; sólo el de secuestro se encuentra en amarillo.

Alrededor de estos existe una gran industria que busca prevenir o bien reducir los riesgos que esto conlleva como la demanda de autos usados, de traslado de valores, custodios y seguros.

De acuerdo con Lorenzo Huerta, director general de la zona norte de Axa Seguros, las pólizas contra daños, responsabilidad civil y robo, en la pequeña o mediana empresa, han ido creciendo en el último año, con un estimado de 15 por ciento.

“La prevención debería de ser prioridad para la pequeña y mediana empresa, sin embargo, pocas atienden el llamado. Según cifras de la Red Mexicana de Franquicias, sólo cinco de cada cien empresas en el estado cuentan con algún seguro contra siniestros, lo que hace a la mayoría vulnerable ante cualquier suceso”.

Para Rodolfo Amozurrutia, director general de TPS Armoring, compañía con sede en Monterrey y dedicada al blindaje de vehículos, el crecimiento de la industria se dio a partir de 2006 cuando el entonces presidente de México, Felipe Calderón inició con la estrategia de confrontar el tema de la delincuencia organizada.

“En el 2006 el mercado total era de mil 300 vehículos que se producían en el año y habíamos alrededor de 20 o 25 fabricantes en México. Al iniciar esa campaña el presidente Calderón lo que provocó es que tanto el gobierno federal, gobierno estatales donde había fuertes conflictos, blindaran a sus funcionarios, y la iniciativa privada ante la inseguridad que se estaba viviendo también blindó a sus ejecutivos principales o dueños de empresas”.

Señaló que la industria tuvo un crecimiento acelerado de dos dígitos y
entre 2012 y 2013, la producción nacional de vehículos blindados alcanzó los tres mil 400 unidades anuales, mientras que el número de empresas blindadoras se elevó a unas 66.

A partir de ese entonces, la demanda comenzó su descenso ya que al cierre de 2015 la industria produjo dos mil 400 unidades, 900 menos que en 2013, “esperamos que este año la demanda cierre con una disminución de entre un cinco a un seis por ciento”.

La demanda de servicios, se señala, ha tenido un ligero repunte en zonas como en el Estado de México, Tamaulipas y la Ciudad de México, incluso Nuevo León, aunque de manera menor en ésta última.

Por su parte Samuel Cacho de la Teja, presidente del Consejo Nacional de Seguridad Privada (CNSP) descartó que el crecimiento de la industria únicamente se deba al tema de inseguridad, sino que ésta va directamente ligada al crecimiento de la población y al desarrollo
económico.

“La industria de la seguridad sí tiene un crecimiento importante, lamentablemente o afortunadamente el crecimiento en la seguridad no necesariamente se da por que crezca la inseguridad, sino por el crecimiento de la población que demanda centros comerciales, cines,
cajeros automáticos, bancos y como tal el crecimiento de las zonas urbanas que requieren más servicios; así como crece todo esto crece la seguridad.

“El crecimiento de la seguridad ha ido muy empatado de la evolución y el desarrollo económico del país”.

El CNSP representa a 85 empresas y organizaciones de México dedicadas a los servicios de seguridad privada.

Señaló que ese mismo incremento se ha reflejado en la aparición de empresas “patito” que no están certificadas, no dan servicios de calidad y no cuentan con capacitaciones y actualizaciones.

Recientemente Ernesto Mizrahi Haiat, presidente de la Asociación
Mexicana de Blindadores de Automotores (AMBA)
, dijo que a nivel nacional las ventas se han incrementado en cinco por ciento, principalmente por las compras que hace la iniciativa privada o particulares.

Sergio Anguiano, director general de la Canaco de Monterrey dijo “Nos ha afectado (la inseguridad), ha habido un repunte importante en todos los indicadores que tienen que ver con seguridad, es una situación que nos preocupa y que hemos estado viendo con las autoridades y que hemos estado viendo con la iniciativa privada”.