Monterrey

BioSolutions, empresa regia reconocida por su innovación

Desarrolla bioplástico a raíz de fibras de agave.
DANIEL ANGUIANO
danguiano@elfinanciero.com.mx
23 febrero 2016 8:29 Última actualización 23 febrero 2016 8:36
BioSolutions

PERFIL. BioSolutions es una empresa regiomontana dedicada a la fabricación de plásticos biodegradables, que utiliza fibras que la industria tequilera desecha.

Dentro de la gama de productos que se pueden extraer del agave, entre ellos la bebida nacional por excelencia: el tequila, era difícil imaginar que también se podía generar otros aún más cotidianos, como ensaladeras o cucharas.

Pero la visión de Ana Laborde, directora general de la empresa BioSolutions, fue más allá; aunque la idea original no fue exactamente usar el agave (los desechos) como materia prima y desarrollar este tipo de productos.

“Hacemos compuestos bioplásticos con fibras naturales que se agregan al compuesto entre un 40 y 60 por ciento”, explicó Laborde, quien detalló que la idea surgió como parte de un proyecto cuando realizaba una maestría en el Tecnológico de Monterrey, que en apoyo de la Incubadora de Empresas de esta institución, se volvió un caso de éxito.

Comentó que su intención en un inicio era importar plásticos biodegradables que en México no se utilizaban en aquella época, antes del 2010; sin embargo, luego de una etapa investigación y desarrollo, vio la factibilidad de producirlos en México.

“Me di cuenta que la mayoría de ellos (los bioplásticos), si no es que casi todos, venían de almidones de papa y de maíz.

“Entonces entré en un conflicto, porque por un lado me llamaba mucho la atención, toda la cuestión de la tecnología de los bioplásticos y no se estaban ofreciendo en México, pero por otro lado cuando supe que se tenían que cultivar alimentos para extraer compuestos, pues dije: no tiene caso, mejor le damos de comer a la gente”, añadió.

Agregó que fue por un familiar que entró en contacto con la industria tequilera y que el agave, luego de ser procesado, la planta se desecha en un 50 por ciento.

“Es una cantidad muy grande de bagazo, es más o menos la mitad de la planta lo que tiran, lo desechan al campo o en algunas ocasiones lo queman, pero realmente no había alguien que estuviera aprovechando ese subproducto con fines industriales”, indicó.

“Nosotros lo vimos como una fuente de materiales, teníamos como experiencia que en Brasil se estaban haciendo compuestos con fibras naturales, con caña de azúcar y químicamente el agave es muy similar a la caña de azúcar”, añadió.

Innovar en este campo, le valió a BioSolutions el reconocimiento internacional: en 2012, el Massachusetts Institute of Technology (MIT) la incluyó en la lista de los 10 más innovadores de México y el proyecto también ha sido reconocido por Discovery Channel y la revista Quo, con el premio Mentes, entre otros galardones.

“La intención es que quitas un 40 o 60 por ciento de plástico que proviene del petróleo. Tienes ventajas en una reducción en productos no renovables, reducción en CO2 y por otro lado el producto es amigable con el medio ambiente”, añadió.

Y aunque reconoce que la comercialización de este producto ha sido complicada por problemas culturales, explica que hoy en día la línea de negocios va dirigida a la elaboración de plásticos, tanto para el sector alimenticio y de empaque como para la elaboración de productos para el hogar, entre otras aplicaciones.