Monterrey

Biolets busca producir biodiésel mediante el uso de microalgas

La empresa produce alimento con base en algas, busca generar este combustible.
Daniel Anguiano
danguiano@elfinanciero.com.mx
19 abril 2017 11:47 Última actualización 19 abril 2017 15:35
Desarrollo. En los últimos años la empresa ha logrado captar 7 millones de pesos destinados al proceso de investigación. (Cortesía)

Desarrollo. En los últimos años la empresa ha logrado captar 7 millones de pesos destinados al proceso de investigación. (Cortesía)

El objetivo de Biolets, empresa regia fundada por Israel Treviño y Yosu Ogarrio, ha sido desde un inicio la producción de biodiesel mediante la transformación de las algas, no obstante, en el camino han encontrado otras posibilidades de comercialización que ha llevado al proyecto a consolidarse como una compañía.

Treviño explicó que el tema de la producción de biodiesel ha avanzado a un paso no tan veloz como desearían, sin embargo, la compañía diversificó sus operaciones para producir alimento humano basado en las algas.

“Somos productores mayoristas de alga spirulina, ahorita estamos cerrando un convenio un cliente que se dedica a la producción de suplementos alimenticios. Pero nuestro enfoque principal es la generación de energía alternativa”, dijo.

En los últimos tres años la empresa ha logrado captar 7 millones de pesos, aproximadamente en fondos destinados a la instalación de fotoreactores, un laboratorio y la investigación; no obstante, de manera privada ya cuenta con una planta establecida en el municipio de Apodaca, explicó.

Asimismo, señaló que constantemente están en búsqueda de financiamiento y que actualmente proyectan la necesidad de un capital superior a los 8 millones de dólares para el desarrollo de infraestructura que permita la transformación de la biomasa del alga, un paso previo para el desarrollo del biocombustible.

“La biomasa de alga la pasamos por un proceso que ya tenemos diseñado y con esto hacemos biogasolina, bioturbosina y algún otro tipo de alcohol”, detalló. Mencionó que estos productos no se están fabricando en México, por eso decidieron invertir en este negocio para satisfacer esta necesidad.

“Esto tiene un gran potencial, porque cualquier materia orgánica pasa a través de una maquinaria y se genera biocombustible”, comentó.

Indicó que algunas de las empresas con las que están en pláticas para vender biocombustibles es Aeropuertos y Servicios Auxiliares, pero comentó que pueden empezar con empresas de menor tamaño.

Por otro lado, BioLets también ha realizado el tratamiento de aguas residuales en su planta de 36 mil litros con una producción constante de biomasa de dos toneladas mensuales.

“Lo ideal es que se pueda limpiar el agua residual y al mismo tiempo estar generando energía y esto lo hacen las micro algas. A nivel municipal, hemos trabajando con Agua y Drenaje Monterrey”.

La biomasa también puede ser utilizada para alimentación humana, de ganado y acuacultura, así como fertilizante para sembradíos.

“Estamos produciendo espirulina, que ya se vende en supermercados y centros de salud. Su principal ventaja es que tiene mucha proteína, vitaminas y minerales. Es un excelente complemento alimenticio”, puntualizó.