Monterrey

Bajan calificación de calidad crediticia del estado de Chihuahua

Suman 4 mil mdp adeudos con acreedores y diversos proveedores.
Arturo Bárcenas
abarcenas@elfinanciero.com.mx
04 septiembre 2017 11:14 Última actualización 04 septiembre 2017 11:14
Fitch Ratings

Fitch Ratings

Debido a que el estado de Chihuahua continuará enfrentando las presiones de liquidez durante este año y el siguiente, Fitch Ratings bajó sus calificaciones sobre la deuda de la entidad.

La empresa redujo la calificación correspondiente a la calidad crediticia del estado de Chihuahua a ‘BBB+(mex)’ desde ‘A-(mex)’ y modificó la perspectiva crediticia a estable desde Negativa.

Al mismo tiempo, bajó la calificación de la emisión CHICB11 en ‘AA(mex)vra’ desde ‘AA+(mex)vra’ y ocho financiamientos bancarios a ‘AA+(mex)vra’ desde ‘AAA(mex)vra’.

La calificación contempla la expectativa de Fitch de que la sostenibilidad de la deuda continuará elevada; es decir, el servicio de la deuda representaría la totalidad del ahorro interno, lo cual refleja una flexibilidad financiera muy limitada que compara con indicadores en la categoría de BBB(mex).

“Los factores principales que apoyan la calificación del estado de Chihuahua son: la recaudación local elevada en comparación con la mediana de Grupo de Estados Calificados por Fitch, la base y fuentes de ingreso diversas con la flexibilidad para incrementarse”, dijo Fitch.

Agregó que entre las limitantes están el apalancamiento y la sostenibilidad de la deuda elevados. Además, un gasto operacional (GO) elevado que limita su flexibilidad financiera, y muestra una historia de déficits fiscales.

“El servicio de la deuda de dos mil 269 millones fue superior al ahorro interno generado (mil 800 millones de pesos) en 2016; para 2017, se estima una proporción similar.

“Al respecto, la administración actual busca modificar las condiciones de tasa de interés con el fin de reducir el servicio de la deuda de largo plazo, sin modificar el perfil de pagos actuales. Igualmente, posee un plan de reconstrucción financiera con el fin de acortar el gasto corriente elevado”, señaló.

Agregó que el endeudamiento relativo de largo plazo considerado por Fitch es alto. Sumó 22 mil 990 millones de pesos en 2016 y representa 0.94 veces los ingresos fiscales ordinarios (IFOs).

Comentó que durante el transcurso del año se exhiben presiones de gasto por cubrir adeudos de ejercicios anteriores de entidades descentralizadas.

Dichos adeudos con proveedores y diversos acreedores son elevados y suman alrededor de cuatro mil millones de pesos y para hacer frente a esto, se utiliza un esquema de factoraje bancario con Interacciones, uso de ingresos estatales y un crédito de corto plazo con Multiva.