Monterrey

Avala Caintra Monterrey VI, pero pide transparentarlo

El proyecto Monterrey VI debe llevarse a cabo porque Nuevo León es una entidad con problemas de abasto de agua, pero lo que es necesario es aclarar cómo se va a realizar, aseveró Álvaro Fernández Garza, presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación en el estado. 
Juan Antonio Lara
15 diciembre 2014 21:44 Última actualización 16 diciembre 2014 5:0
Caintra Nuevo León. (El Financiero)

Caintra Nuevo León. (El Financiero)

MONTERREY.- El proyecto Monterrey VI debe llevarse a cabo porque Nuevo León es una entidad con problemas de abasto de agua, pero lo que es necesario aclarar es cómo se va a realizar, señaló Álvaro Fernández Garza, presidente de la Cámara de la Industria de la Transformación de Nuevo León.

“Este proyecto se necesita, porque hace dos años nos cortaban el agua y yo creo que es algo de lo que siempre va a sufrir Nuevo León”, indicó el dirigente empresarial.

La semana pasada, alrededor de 11 organismos de la sociedad civil solicitaron la cancelación de este proyecto porque está plagado de irregularidades financieras, ecológicas y legales.

“Lo que se puede cuestionar”, indicó, “es cuándo se va a realizar y lo que costará el proyecto, o si está metida la constructora Higa, o si se asignó bien o mal”, indicó el presidente de la Caintra, al sostener que este proyecto es necesario para Nuevo León.

El dirigente de los industriales hizo una analogía entre este proyecto y el de los Ramones, mediante el cual se construyó un gasoducto para abastecer de gas natural al centro y sur del país.

“Si hubiéramos dicho que se necesitaba los Ramones hace seis años, hubieran pensado que estábamos locos y la realidad es que si se hubiera hecho hace seis años, nunca nos hubiera faltado gas”.
La diferencia, mencionó, es que el gas se puede traer de otro lado, pero el agua no.

Agregó que la empresa Agua y Drenaje de Monterrey ha sido abierta y les ha entregado a los industriales toda la información que le han solicitado.

Los organismos ciudadanos, entre los que se encuentra el Consejo Cívico de las Instituciones de Nuevo León, han cuestionado la falta de transparencia de este proyecto.

“Nosotros pensamos que es un proyecto que debe empezar lo antes posible”, opinó Fernández.

En cuanto al costo de la obra, el presidente de la Caintra dijo que no se vale agregarle los costos del mantenimiento y operación del proyecto.
Los organismos ciudadanos han cuestionado que primero se habló de un costo de 14 mil millones de pesos, luego subió a 47 mil y ahora se habla de 57 mil millones de pesos.

“Ahí todavía hay áreas de oportunidad, pero este es otro tema. Lo que me preocupa mucho es que la sociedad vaya a sufrir por esta situación”, indicó.

Rechazó que el agua que vendría del Río Pánuco se vaya a utilizar para la perforación de pozos en la Cuenca de Burgos.