Monterrey

Autofin Monterrey va por turistas de EU y Canadá

Se trata de la primera inversión de Grupo Autofin Monterrey en este sector, con la creación de su División Turismo para diversificar sus actividades, centradas hasta la fecha en autofinanciamiento, venta de autos, seguros y construcción.
Juan Antonio Lara
12 julio 2016 8:19 Última actualización 12 julio 2016 8:19
Grand Sirenis Matlali Hills Resort & Spa. (Cortesía).

Grand Sirenis Matlali Hills Resort & Spa. (Cortesía).

Con el fin de captar al turismo de Estados Unidos y Canadá, pero sin descuidar al turista nacional, Grupo Autofin Monterrey incursionó en este sector y el próximo 22 de julio inaugurará el hotel Grand Sirenis Matlali Hills Resort & Spa, en la Riviera Nayarit, donde invirtió 100 millones de dólares.

“Identificamos que en nuestro país una de sus fortalezas es su riqueza natural, cultural y gastronómica, y creemos que hay mucho por hacer en el sector turístico y esto es lo que nos ha impulsado a incursionar acá”, indicó Armando Véjar Cortés, presidente y director general de este grupo con sede en Monterrey.

Se trata de la primera inversión de Grupo Autofin Monterrey en este sector, con la creación de su División Turismo para diversificar sus actividades, centradas hasta la fecha en autofinanciamiento, venta de autos, seguros y construcción.

“Estamos bien contentos porque era un deseo desde hace muchos años y finalmente se nos está haciendo realidad”, refirió el fundador de la empresa, en entrevista con El Financiero.

Con una generación de 600 empleos (400 en la operación del hotel y actividad inmobiliaria y 200 en construcción), el hotel se ubica en el poblado náutico Cruz de Huanacaxtle, localizado en el litoral de la Bahía de Banderas a 26 kilómetros al noroeste de Puerto Vallarta y a 12 kilómetros al sureste de Punta de Mita, específicamente en Carretera La Cruz a Punta Mita km. 02.

Esta población se ha modernizado gracias a la construcción de la Marina Riviera Nayarit, con capacidad para 400 embarcaciones y considerada la más grande y moderna del Pacífico mexicano.

Desarrollado en esta primera fase en una extensión de 30 hectáreas, con 320 adicionales de reserva para futuros proyectos, el hotel comenzó a ser operado, promocionado y administrado desde enero de este año por el consorcio hotelero trasnacional Sirenis, con sede en Ibiza, España, y que encabeza el empresario Abel Matute Barceló, con el cual Grupo Autofin Monterrey acordó una alianza estratégica.

Así, este año el hotel comenzó a ofrecer el Plan Todo Incluido, lo cual es parte de la estrategia para posicionarlo en el mercado estadounidense y canadiense, con la que planean llevar su nivel de ocupación a 86 por ciento en promedio anual.

Este complejo hotelero consta de 170 villas y suites de lujo, 109 de ellas ubicadas en la montaña con vista al mar y 61 en la selva; también de 4 restaurantes gourmet y snack bar, un Spa que ha obtenido el reconocimiento de la publicación especializada Spa Professionals México como uno de los 15 mejores en el país, su moderno Club de playa “Eva Mandarina”, un gimnasio completamente equipado, un parque lineal para caminar y apreciar la naturaleza, un kids club, jardín botánico, dos albercas con amenidades y una zona integrada al bosque, así como dos yates al servicio de los huéspedes.