Monterrey

Arranca la cuarta revolución industrial en Nuevo León

La iniciativa se presentó al sector empresarial y educativo, entre otros.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
31 mayo 2017 7:46 Última actualización 31 mayo 2017 7:46
Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León. (Félix Vásquez)

Fernando Turner Dávila, secretario de Economía y Trabajo de Nuevo León. (Félix Vásquez)

Si Nuevo León no se sube a la ola de la Industria 4.0 corre el riesgo de perder inversiones, incrementar el desempleo y quedarse con procesos productivos viejos y obsoletos, dijo Fernando Turner Dávila, subsecretario de Economía y Trabajo.

El funcionario señaló que con el lanzamiento del programa Nuevo León Industria 4.0, el estado se convertirá en pionero en el país ya que cuenta con personal apropiado y capacitándose ya en temas relacionados con la manufactura 4.0, las empresas tienen la actitud de innovarse constantemente y las universidades están dispuestas a modificar su plan de estudio para que los egresados salgan con estas habilidades.

“Esto tiene muchas oportunidades, pero también el no incorporarnos a esta filosofía tiene amenazas como perder la posición y liderazgo empresarial que tiene la entidad como un centro de atracción y desarrollo de inversiones, los mismos empresarios locales al no encontrar un ambiente apropiado buscarían en otros lados dónde invertir; el desempleo podría ser mayor, tendríamos la amenaza de quedarnos con procesos productivos viejos”, puntualizó Turner Dávila.

En el programa intervendrán universidades, iniciativa privada, capacitadores, emprendedores e investigadores. Funcionará bajo un Consejo que será el que apruebe los primeros ocho proyectos (líneas de producción) con los que se comenzará a migrar y preparar al personal.
Entre los proyectos se prevé que cinco sean de manufactura, dos de servicio y uno de agro negocios.

“Tenemos varios meses trabajando con las universidades e institutos de capacitación para que modifiquen sus currículos de materia para incluir las habilidades que se requieren, como el manejo en la nube, mejorar los conocimientos de robótica, conocer el tema de simulaciones electrónica, se requiere mejorar el conocimiento de materiales avanzados.

Además se demanda el manejo de la realidad virtual y aumentada; la manufactura aditiva, diseñar procesos con el internet de las cosas, seguridad informática, desarrollo de software avanzados e inteligencia artificial”, explicó el funcionario.

Turner Dávila señaló que hay entre ocho y diez proyectos (líneas de producción) que deberán ser aprobados por un Consejo, para ser sujetos a apoyo financiero estatal y federal para que puedan acelerar “la implementación de esta filosofía”.

“Esto no implica que lo que exista se tenga que modificar, sino que lo nuevo que se haga se tenga líneas con estas filosofías y podamos acelerar el crecimiento”.

Agregó que la mezcla que buscan para dichos proyectos, es que sean cinco de manufactura, dos de servicios y uno de agronegocios.

“A través de ahorros en diversos programas, la Secretaría de Economía y Trabajo tiene un fondo de 150 millones de pesos para apoyar inicialmente a esos proyectos, las universidades y los institutos de capacitación; sería un fondo anual. Queremos que el Conacyt nos apoye y aumente los fondos disponibles para esto”.

Mencionó que el Consejo será presidido por Leopoldo Cedillo, director general de Metalsa y ex presidente del Clúster Automotriz (Claut), y estará integrado por los rectores de las universidades, empresarios, investigadores y emprendedores.