Monterrey

Arranca el IMSS en NL plan piloto para prevenir enfermedades crónicas

Destacan en la Ciudad de México la infraestructura médica, laboral y de información ya procesada que se tiene en la entidad sobre los derechohabientes.
Juan Antonio Lara
jlara@elfinanciero.com.mx
04 mayo 2017 19:47 Última actualización 04 mayo 2017 19:47
Influenza. (Cuartoscuro/Archivo)

(Archivo)

Por primera vez en su historia, desde hace 74 años, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cambiará su modelo de atención de lo curativo a lo preventivo, para atajar el crecimiento de las cuatro principales enfermedades crónico degenerativas (diabetes, males cardiovasculares, cáncer de mama y próstata) que son las principales causas de muerte en el país.

Mikel Arriola Peñalosa, director general del IMSS, informó que el plan piloto de este modelo se pondrá en marcha en Nuevo León porque reúne las características de infraestructura médica, laboral y de información ya procesada sobre los derecho-habientes.

Señaló que también inicia en esta entidad porque tiene una pre-valencia en obesidad, que es de 36.8 por ciento,superior a la media nacional, y además existen 298 mil 154 pacientes que padecen diabetes mellitus y 457 mil 555 con hipertensión arterial.

El plan iniciará con las acciones preventivas de inmediato a los 120 mil trabajadores de las primeras 24 empresas con las que ya se firmó un convenio de colaboración en Nuevo León.

En un evento realizado en la Ciudad de México, Arriola presentó ante dirigentes obreros y empresariales, entre los que se encontraban regiomontanos, el nuevo Modelo Preventivo de Enfermedades Crónicas que busca prevenir estos padecimientos y disminuir los crecientes costos de su atención.

Explicó que en las últimas décadas, el estilo de vida de los mexicanos cambió, se hizo más urbano y menos rural, incrementando el consumo de más productos procesados y menos tiempo a prepararlos, generando problemas de sobrepeso y obesidad que se traducen en nuevas enfermedades que generan altos costos económicos.

El nuevo modelo consiste en desplegar brigadas médicas hacia los centros de trabajo y crear nuevos consultorios de medicina especializada que, apoyados por una Unidad de Inteligencia, concentrará los datos personalizados y un tablero electrónico de seguimiento que detecte a tiempo los potenciales riesgos que presenten derechohabientes en torno a esas enfermedades.

El titular del IMSS explicó que la Unidad de Inteligencia Preventiva será el cerebro de la nueva estrategia y se apoyará en el uso de la tecnología, a través de un tablero electrónico que permitirá el monitoreo y análisis de la información recabada por las brigadas médicas para estratificar a la población y definir acciones, además del seguimiento y la coordinación con empresas e instituciones para definir la focalización, la atención y capacitación que se requiera.

Resaltó que con esta nueva iniciativa bajarán los costos unitarios por paciente, se incrementarán las detecciones de cáncer de mama y próstata, también brindar tratamientos integrales no sólo a pacientes con estos padecimientos, sino a quienes en etapas iniciales requieren del servicio médico.

El presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, celebró la puesta en marcha de esta nueva herramienta que desde las empresas busca prevenir las enfermedades crónicas y también detectarlas a tiempo, lo que traerá como consecuencia mantener una salud digna a las personas y que puedan desarrollar al máximo su capacidad productiva.