Monterrey

¿Qué esperan los Congresos Locales?

OPINIÓN. Desde la promulgación de las leyes secundarias pareciera que les ha tomado el sueño de los justos a muchos Congresos locales para plantear regulaciones propias en cada entidad.
APUNTES

DAVID 
DORANTES
19 abril 2016 8:40 Última actualización 19 abril 2016 8:48
Etiquetas
David Dorantes

David Dorantes

El tema energético en México tiene unos tiempos y contratiempos tan variados que no deja de sorprender ese ritmo tan particular que tiene los vaivenes de este sector en el país. Tras una reunión que sostuve con algunos jefes de áreas de la Secretaría de Gobernación, ellos mismos versaban que no encontraban la forma de cuadrar los avances sustanciales de la reforma energética promovida por Enrique Peña Nieto, ciertamente resulta una tarea casi imposible de cumplir por todo lo que significa, es por ello que no existe un porcentaje general y ni por segmentos.

Empezando que la reforma, la más ambiciosa de todo el paquete de reformas estructurales, llego tarde entre 18 y 27 años, es decir, que en los tiempos y contratiempos la reforma que se necesitaba hace 30 años apenas se dio el 20 de diciembre de 2013. Claro, sin olvidarnos que Peña Nieto tomó posesión el 1 de diciembre de 2012; al día siguiente nace el Pacto Por México, ente indispensable para las reformas; el 12 de agosto de 2013 envía Peña Nieto la iniciativa; y el 11 de agosto de 2014 se promulgan las leyes secundarias de la gran reforma constitucional en materia energética del país. Todo sucedió tan rápido, tras tan tardía llegada.

Todo fue tan rápido, pese a la tarde llegada, que aunque parezca inaudito tomó por sorpresa a muchos segmentos de la sociedad mexicana. El escenario internacional, con la caída de los petroprecios, dio un contexto que hasta la fecha pone en vilo a la reforma energética; sin embargo, energía es mucho más que el petróleo y los inversionistas extranjeros lo sabían muy bien, así que no tardaron en entrarle a México con otros sectores, por ejemplo el eólico, fotovoltaico, gasero y hasta en la biomasa.

Le pongo todo este contexto estimado lector, pues desde la promulgación de las leyes secundarias pareciera que les ha tomado el sueño de los justos a muchos Congresos locales para plantear regulaciones propias en cada entidad. En ese sentido, merece destacar la realidad tamaulipeca ante este nuevo concierto nacional.

Tras la promulgación el 11 de agosto de 2014, Tamaulipas ese mismo día anunció la Agenda Energética; misma que se presentó el 10 de septiembre de 2014; el 7 de octubre de 2014 conforma el Consejo Estatal de Energía para posteriormente dar nacimiento a la Agencia Estatal de Energía; en diciembre de 2014 se plantea canalizar becas y estímulos educativos de nivel superior y postgrados hacia carreras relacionadas con el sector energético; los diputados locales se reúnen el 24 de abril de 2015 con el titular de la Agencia Estatal de Energía; y oficialmente este 12 de abril de 2016 iniciaron los trabajos de la sexagésima segunda legislatura en comisiones para analizar las diversas iniciativas de punto de acuerdo y de decreto, entre las que figuran las que promueven adecuaciones para enfrentar los retos y oportunidades en materia energética. Mientras en Nuevo León, apenas el mes pasado creó su clúster de energía, obviamente el Congreso todavía ni arranca. ¿Usted qué opina? www.daviddorantes.mx

* El autor es consultor en comunicación política y del sector energético en Tamaulipas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.