Monterrey

Apunta México año energético

OPINIÓN. Las empresas europeas concentraron las mayores inversiones en el país durante la última década, por encima de Estados Unidos y Canadá, por lo que después de la apertura generada por la reforma entraron con el pie derecho.
APUNTES

DAVID
DORANTES
26 enero 2016 8:57 Última actualización 26 enero 2016 9:7
David Dorantes

David Dorantes

Mucho se ha dicho que la reforma energética llegó demasiado tarde y más aún cuando se trata de comparar con las condiciones de los mercados nacionales de otras latitudes que tienen apertura desde hace varios lustros; empero, el sector petrolero no lo es todo en la más controvertida de todas las reformas emprendidas por Enrique Peña Nieto, en este cambio de paradigma constitucional existen otros sectores en los que han llegado puntualmente a la cita del escenario mundial.

Hasta el último reporte consignado por el banco suizo UBS, México había captado inversiones en el sector energético por 53 mil 500 millones de dólares, lo que significa que se duplicaron en comparación de 2014. Es decir, que para el Producto Interno Bruto (PIB) representó también un aumento de dos por ciento en 2014 a cuatro por ciento para 2015, lo que advierte que la reforma energética mostró un excelente desempeño en inversiones.

Cabe mencionar, que de la inversión del año pasado, Petróleos Mexicanos (PEMEX) aportó 27 mil 700 millones de dólares, 11 por ciento invirtió la empresa productiva del estado en asociaciones con otras firmas y el resto, 25 mil 800 millones de dólares, el sector privado apostó por la energía mexicana.

También el Banco Mundial reportó un aumento el año pasado en la inversión privada en infraestructura del sector energético mexicano, creciendo 71 por ciento anual, al pasar de mil 982 millones de dólares en 2013 a tres mil 393 para el cierre de 2014.

Sin duda, México es un nuevo horizonte de oportunidades de inversión internacional, y así lo ven los consorcios mundiales, como por ejemplo, el grupo energético francés Engie en su anuncio de participación por casi tres mil millones de dólares en el sector mexicano refirió que es el país más importante para realizar nuevas inversiones, enfatizando que México se ubicó en el número uno para el desarrollo.

En ese sentido, las empresas europeas concentraron las mayores inversiones en el país durante la última década, por encima de Estados Unidos y Canadá, por lo que después de la apertura generada por la reforma entraron con el pie derecho, con paso adelantado y fuerte.

En la reciente Cumbre Mundial sobre el Futuro de la Energía, realizada en Abu Dhabi, el secretario general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Ban Ki-moon, enfatizó por apostar a una rápida transición de las inversiones en combustibles fósiles al campo de las energías limpias, fuentes que han crecido cuatro por ciento en los últimos años, significando 329 mil millones de dólares en la actualidad; sector de la energía en la que México ha llegado a tiempo por la reforma energética.

2016 arranca con el impulso que generó la licitación de la Ronda Uno, con 25 campos, además de las expectativas para la siguiente fase de licitaciones que tendrá campos en aguas profundas. Será un excelente año energético para el país.

Aquí terminan las tres entregas de la realidad energética para Nuevo León, Tamaulipas y ahora México, pero ¿Usted qué opina?.

* El autor es consultor en comunicación política en la frontera norte de Tamaulipas.

Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.