Monterrey

Ante posible cierre de frontera, Alfa tiene plan B en alimentos

Estiman ingresos de 200 millones de dólares por venta de los activos de Alpek y Newpek.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx
01 marzo 2017 7:46 Última actualización 01 marzo 2017 7:47
Si se cancela el TLC, Nemak sería una de las empresas beneficidas, por la gran cantidad de operaciones que tienen en Estados Unidos.

Si se cancela el TLC, Nemak sería una de las empresas beneficidas, por la gran cantidad de operaciones que tienen en Estados Unidos.

Ante el potencial cierre de la frontera de Estados Unidos o un arancel a las importaciones mexicanas que quiere imponer el gobierno de ese país, Alfa ya trabaja en un plan B, por lo menos en el segmento de alimentos, dijo Álvaro Fernández Garza, Director General de la compañía.

“Sí, eso es cierto. Si se está viendo un Plan B (en Sigma), ya se están haciendo importaciones de Brasil y se están viendo opciones de otros países. Sin embargo, Estados Unidos sigue siendo un mercado muy competitivo que tenemos muchos años de estarlo utilizando y mientras no suceda nada lo seguiremos haciendo. Se trabaja en Plan B sobre todo en Sudamérica”, señaló.

Fernández Garza señaló, luego del término de la Asamblea Anual de Alfa, que por el contrario, Nemak, su productora de autopartes de aluminio, se vería beneficiada, pues no existen proyectos similares que puedan abastecer a las armadoras en ese país, lo que le beneficiaría con mayores precios.

“Si se cancela Nafta y no puedes exportar nada a Estados Unidos o viceversa, la industria automotriz la paras. Con lo que exporta Nemak de García no hay manera que se produzcan carros en Estados Unidos, por lo menos en el volumen, dada la gran participación que tiene”, puntualizó.

Por otro lado, dijo, “Sigma es uno de los clientes más importantes del mercado avícola (americano), te aseguro que ellos no sabrían que hacer con ese producto, estarían pescados del techo”.

Por su parte, Armando Garza Sada, Presidente del Consejo de Alfa, añadió que en el caso de Alpek, si se cierra el comercio gana más dinero, “nos va mejor, tenemos poca exportación e importación.
Subiríamos precios porque si ya no compites con el producto chino, ‘venga tu reino’ en los precios. Venderíamos más caro en México y Estados Unidos”, detalló.

Agregó: “estoy plenamente confiado que por más que esto sea un cambio de señal, la sensatez tiene que sobrevivir y cuando menos el producto nuestro es muy difícil de reemplazar, porque hay cuatro plantas en Estados Unidos y una en Canadá que hacen lo que nosotros hacemos, y todas son nuestras, no hay competencia en este país”.