Monterrey

Analizan golpe a remesas
por impuesto del 2%

El flujo de dólares a México se reduciría en esta misma proporción.
Daniel Anguiano
danguiano@elfinanciero.com.mx
02 marzo 2017 9:38 Última actualización 02 marzo 2017 10:0
El gobierno de Trump pretende gravar las remesas para financiar un muro entre EU y México.

El gobierno de Trump pretende gravar las remesas para financiar un muro entre EU y México.

Hasta un monto de 540 millones de dólares sería la reducción en las remesas en México provenientes de Estados Unidos de aplicarse el impuesto del dos por ciento que pretende el gobierno de este país.

Sin embargo, de acuerdo al análisis de BBVA Research, esta cantidad representa apenas un dos por ciento del total, aunque reconoce que por el momento es sólo una cifra estimada.

“Es difícil estimar el impacto de un posible impuesto en el flujo de remesas a México. Sin embargo, consideramos que las remesas son altamente inelásticas, dado que gran parte va a consumo corriente”.

El pasado siete de febrero, Mike Rogers, congresista republicano por Alabama, comentó que presentaría una propuesta para financiar el muro entre Estados Unidos y México que intenta construir el presidente Donald Trump, que se estima que costaría de 12 a 15 mil millones de dólares.

Rogers declaró que la propuesta (a la que podría titular Border Funding Act of 2017) buscaría financiar el muro por diversos medios, entre los que mencionó la aplicación de un dos por ciento de impuesto sobre las remesas que se envían a Latinoamérica, con lo que recaudaría cerca de mil millones de dólares al año.

Al cierre del año pasado, las remesas para Nuevo León ascendieron a 644.2 millones de dólares, lo que representó un crecimiento del 2.6 por ciento en comparación con lo recibido durante el 2015, de acuerdo al Banco de México (Banxico).

De acuerdo a la estadística presentada por BBVA Research, con estimaciones del Banxico, durante el 2016 a México ingresaron 27 mil millones de dólares, la recepción de remesas más alta de Latinoamérica y el Caribe.

De los cuales, 95.4 por ciento de las remesas que recibió México llegó de Estados Unidos. Una parte importante provino de solo dos estados: California (7 mil 998 millones de dólares y 31.1 por ciento del total) y Texas (3 mil 770 millones de dólares y 14.6 por ciento).

Otros estados con flujos importantes de remesas son: Illinois, Nueva York, Florida y Georgia, explica el documento.

“Es difícil que se pueda tener una justificación adecuada para gravar solo el envío de remesas a Latinoamérica y el Caribe. Consideramos que para que la medida sea efectiva, Estados Unidos debería de gravar con impuesto el flujo de remesas a todo el mundo”, señala el reporte de BBVA Research.