Monterrey

Alfa, víctima de "efecto Trump" y del entorno

La compañía ya comenzó con el proceso de desinversión de algunos activos de su negocio de energía, con el fin de soportar la volatilidad e incrementar la solidez en todas sus filiales.
Sonia Coronado
scoronado@elfinanciero.com.mx

16 febrero 2017 7:50 Última actualización 16 febrero 2017 8:12
En su  guía de resultados de 2017 se destaca una reducción de alrededor del 6.93 por ciento en su flujo de operación.

En su guía de resultados de 2017 se destaca una reducción de alrededor del 6.93 por ciento en su flujo de operación.

Ante un tipo de cambio alto, precios del petróleo que no despuntan y la expectativa de un menor crecimiento en la economía de México y Estados Unidos; aunado a una política proteccionista del nuevo gobierno de su principal socio comercial, Alfa redujo sus estimados anuales.

La compañía dio a conocer la guía de resultados de 2017, en el que se destaca una reducción de alrededor del 6.93 por ciento en su flujo de operación, pues espera alcanzar dos mil 161 millones de dólares para el cierre del año; esta cifra es menor a los dos mil 322 millones de dólares logrados durante el año pasado.

En este rubro, la compañía que dirige Álvaro Fernández Garza, tendrá descensos marcados para sus filiales, la petrolera Newpek con 22 por ciento y la productora de resinas Alpek en casi 25 por ciento. Tanto Sigma, como Axtel y Nemak tendrán crecimientos marginales.

El conglomerado explica que la guía de resultados fue preparada bajo el supuesto de un crecimiento de la economía mexicana del 1.4 por ciento y del 1.5 por ciento para la estadounidense, un tipo de cambio peso/dólar de 21.50; y del euro/dólar de 1.10; además de un promedio por barril de petróleo Brent de 55 dólares.

El martes pasado, Alfa anunció que comenzó con el proceso de desinversión de algunos activos de su negocio de energía, con el fin de soportar la volatilidad e incrementar la solidez en todas sus compañías.

Alfa también reducirá, durante el año en curso, las inversiones consolidadas en activo fijo, proyectando sólo mil 98 millones de dólares para inyectar en sus distintas subsidiarias. Esta cifra sería menor en casi 25 por ciento respecto a los mil 454 millones de dólares ejercidos durante el 2016.