Agradecidos
ESCRIBE LA BÚSQUEDA Y PRESIONA ENTER

Agradecidos

COMPARTIR

···
Monterrey

Agradecidos

OPINIÓN. Además de los particulares motivos de agradecimiento que cada quien pueda tener, como México, ¿tenemos algo que agradecer? Yo creo que sí, y mucho.

WIKI-LÍTICOMiguel Moreno Tripp morenotrip@ gmail.com.mx
26/12/2017
Al registrarte estás aceptando el aviso de privacidad y protección de datos. Puedes desuscribirte en cualquier momento.

Una de las grandes virtudes del ser humano es ser agradecido. Es una actitud que demuestra nobleza de intención y que logra lo que se dice: gana más quien da, que quien recibe.

Seguramente pasó unas felices navidades en compañía de sus seres queridos. Es época de estar en familia, aunque no todos pueden (o quieren) pero digamos que son las excepciones. Lo “normal” es lo otro.

En Estados Unidos se celebra ese espíritu en Thanksgiving (el mismo nombre lo dice). En México y quizá en buena parte del mundo ese espíritu, desde luego estando por delante la alegría cristiana de la Natividad, es un día para agradecer.

Además de los particulares motivos de agradecimiento que cada quien pueda tener, como México, ¿tenemos algo que agradecer? Yo creo que sí, y mucho.

Si bien la violencia está desatada, también es cierto que está focalizada y aquí viene la contraposición entre el país y el individuo: a nivel macro, no nos tenemos que estar preocupando por bombardeos como en Siria y por eso debemos estar agradecidos con la vida. A nivel individual, el dolor de perder a un ser querido por esa causa debe ser terrible.

A nivel macro (tal cual) la economía está bien. Por más que los políticos insulten nuestra inteligencia tratando de presentar un panorama negro, negrísimo. No es así. A nivel micro vuelve la paradoja de nuestra existencia como país: un salario mínimo que es una fracción del salario de un americano, por ejemplo.

También tenemos una prestación enorme: los servicios de salud. Qué mal que no se tengan estándares de alta calidad, pero por lo menos están ahí. No sucede lo mismo en muchos países.

¿Cuántas veces no ha retuiteado los memes burlándose del Presidente? “Es que se lo ha ganado”. Será pues, pero nadie puede negar que tenemos una total libertad de expresión. Claro, viene el tema de los periodistas asesinados. Dolorosísimo, pero el crimen organizado (y el no tan organizado) son los responsables. Quien tenga más información que contradiga lo anterior favor de denunciar.

La educación: otro de los temas de contraste: ¿el analfabetismo es un problema? No, no lo es. Unos cuantos abusivos no quieren dar clases, creen que se merecen todo ¿Por qué? ¡no más! Como dijera el clásico. (Y parece que ahí vienen de regreso, recargados!) Pensemos en muchos países y no estamos tan mal. Ahora toca mejorar la calidad.

El tema impositivo, ahora que está en boca de todo el mundo, literalmente considero que más bien no es cuanto se paga de impuestos, es en que se van. Más allá del robo descarado, está la aplicación y la supervisión de lo que se hace con ellos. Otros países están peores y otros muchos pues mucho mejor.

Algo que sobresale es la solidaridad: en eso pocos nos igualan y por eso también hay que estar muy, pero muy agradecidos.

En fin, tenemos mucho que agradecer aunque también mucho por mejorar. No es el punto dormirnos en nuestros laureles, pero que tampoco nos preocupe, sino mejor que nos ocupe como un solo México.

El autor es Doctor en Finanzas por la Universidad de Tulane; cuenta con la Maestría en Alta Dirección de Empresas, en el IPADE. Se desempeñó como Director General de entidades del área Internacional en Santander Serfín. Es Director del programa OneMBA y tiene su Despacho asociado con Crowe Horwath para proporcionar asesoría en temas de Finanzas Corporativas.

,
Esta es una columna de opinión. Las expresiones aquí vertidas son responsabilidad únicamente de quien la firma y no necesariamente reflejan la postura editorial de El Financiero.