Monterrey

Afectaría reforma fiscal en EU llegada de inversiones a México

La reducción de la tasa del ISR del 35 al 20 por ciento, restaría competitividad.
Esther Herrera
eherrera@elfinanciero.com.mx
07 noviembre 2017 13:31 Última actualización 07 noviembre 2017 13:31
EFECTO. La correduría considera que de aprobarse en EU menores impuestos, obligaría a México a realizar una reforma fiscal en medio del ambiente electoral.

EFECTO. La correduría considera que de aprobarse en EU menores impuestos, obligaría a México a realizar una reforma fiscal en medio del ambiente electoral.

La reducción del impuesto corporativo, así como la transición a un sistema impositivo territorial en Estados Unidos, podría tener un nivel adverso sobre las inversiones en México, consideraron analistas de Casa de Bolsa Banorte.

La propuesta fiscal incluye recortes a los impuestos tanto a las familias como a los corporativos, destacando un posible ajuste del ISR de 35 a 20 por ciento y existen altas probabilidades de que la Cámara de Representantes apruebe el recorte de impuestos a corporativos, el cual sería aplicable a partir de la segunda mitad del 2018.

Gabriel Casillas, director general adjunto de análisis económico y bursátil de la Casa de Bolsa, señaló que para México esto podría resultar más negativo que la propia renegociación del TLCAN, sobre todo porque su posible aprobación e instrumentación llegaría en un momento complicado para nuestro país, en vísperas de las elecciones de 2018.

El analista dijo que asumiendo la tasa corporativa actual en Estados Unidos de 35 por ciento, la empresa puede acreditar el pago de impuestos en México al 100 por ciento, por los tratados de doble tributación.

Indicó que esto no sería lo mismo si la tasa de ISR en Estados Unidos bajara a 20 por ciento. En este caso, la empresa sólo podría acreditar impuestos pagados en México hasta por una tasa de 20 por ciento, siendo que pagó a una tasa de 30 por ciento, lo que restaría competitividad a las inversiones en México.

Casillas mencionó que una forma de hacer frente a este problema sería hacer una reforma fiscal en nuestro país, “aunque pensamos que actualmente no existen condiciones para reducir el ISR corporativo”, añadió el analista.

No obstante, indicó que esta reforma podría ser una vía para implementar el IVA a alimentos y medicinas, aumentar la base de contribuyentes y eventualmente reducir la tasa del ISR corporativo con el fin de impulsar las inversiones.