Monterrey

Afecta dependencia energética con EU

La sumisión se refleja en un consumo total diario de gasolina de 66%.
Édgar Rivera
erivera@elfinanciero.com.mx
31 agosto 2017 8:5 Última actualización 31 agosto 2017 8:5
Las causas.  Los expertos  sostienen que una de las principales causas de este fracaso se relaciona.

Las causas. Los expertos sostienen que una de las principales causas de este fracaso se relaciona.

México está pagando –y pagará siempre- muy caro la alta dependencia de energía con Estados Unidos (EU).

Hoy, que las refinerías del vecino país colapsaron por el huracán “Harvey”, y se suspendieron las operaciones de pozos petroleros, el suministro de gas natural y gasolinas en México está en un vilo, y ya las autoridades, como el Cenagas, pidieron racionalizar el consumo de gas natural declarando una causa de fuerza mayor.

¿La razón? Nada más que de EU, y principalmente de Texas, México importa el 66 por ciento de las gasolinas que los consumidores mexicanos cargan en las gasolineras, además del 64 por ciento del gas natural que llega a su cocina e industria, de acuerdo con un análisis del sitio especializado Monitor Energético.

“Ahora que se renegocia el TLCAN es importante saber qué se acordará entre ambas naciones, porque tenemos una fuerte dependencia de EU y ellos tienen en México un gran mercado, hay interés mutuo”, señaló un empresario del sector energético que pidió el anonimato.

Por ejemplo, indican los analistas de Monitor Energético, de enero a julio de este año, Petróleos Mexicanos importó un promedio diario de 519 mil barriles de gasolinas, lo que representa el 66 por ciento del consumo total nacional, el cual se ubica en 786 mil barriles al día.

Actualmente, las compras de México a EU de gasolinas se dispararon un 31 por ciento en comparación con las que se realizaban en el 2012.

El desembolso que realiza México por la compra de gasolina del exterior representó para Pemex y el país una fuga de divisas por 12 mil 900 millones de dólares, tan solo en los primeros siete meses de 2017, de acuerdo con el análisis de Monitor Energético que cita cifras oficiales de Pemex.

En el caso del gas natural, hoy en día Pemex comercializa un total de 2 mil 888 millones de pies cúbicos al día, de los cuales compra del exterior –principalmente de Texas-, un total de mil 860 millones de pies cúbicos diarios, esto es, el 64 por ciento de las ventas de la petrolera mexicana.

Por el gas natural, Pemex erogó, en los primeros siete meses de este 2017, un total de mil 446 millones de dólares, de acuerdo con sus Indicadores Petroleros.

Lo anterior, sin contar con las importaciones de gas natural que realizan empresas privadas para su abasto con la operación de ductos propios, y para la generación de energía con centrales eléctricas.

¿RIESGO DE DESABASTO EN PUERTA?

Con las refinerías y pozos petroleros sin operar en Texas, Nuevo León, el Noreste y todo México enfrentan la amenaza de una afectación severa en su suministro de gas natural y de las gasolinas, en detrimento del sector empresarial y los consumidores en general, advierte Monitor Energético.

De hecho, la más grande refinería en EU, Motiva Enterprises, cerró tras las afectaciones provocadas por el huracán “Harvey”, devenido en tormenta tropical, y que dejó inundaciones devastadoras en Houston.

El martes, Motiva Enterprises informó que su complejo en Port Arthur, Texas, sufre restricciones en el flujo del petróleo y en la salida de productos, como la gasolina, a través de ductos y puertos.

Port Arthur se une a más de una docena de otras plantas texanas con una capacidad combinada de más de cuatro millones de barriles al día, que han quedado al menos parcialmente fuera de línea desde que el huracán se acercó a la costa la semana pasada.

Ese monto de capacidad fuera de línea podría reducir la producción de combustible de EU al más bajo nivel desde que el huracán “Ike” cerró varias refinerías después de azotar la costa de Texas en 2008.

Motiva Enterprises es propiedad de Saudi Aramco, la compañía petrolera paraestatal de Arabia Saudí.

Incluso antes del anuncio de Motiva Enterprises, al menos diez refinerías en Texas -incluida la segunda más grande del país, operada por la estadounidense Exxon Mobil- habían cerrado desde que Harvey tocó tierra como un huracán el viernes por la noche. Y mientras la dependencia se acrecenta, Pemex produce menos gas natural y gasolinas.