Monterrey

Adecuado el presupuesto federal 2018 para Nuevo León: analistas

Le permitirá al gobierno cumplir con el compromiso de eliminar la tenencia.
Esther Herrera
eherrerao@elfinanciero.com.mx
12 septiembre 2017 10:7 Última actualización 12 septiembre 2017 10:7
Monterrey, NL/Félix Vásquez

Monterrey, NL/Félix Vásquez

A Nuevo León le fue bien en el presupuesto federal para el 2018, dado que además de los apoyos económicos que recibirá tendrá suficiente margen de maniobra para cumplir el compromiso establecido por el gobernador Jaime Rodríguez Calderón de eliminar en el siguiente año la tenencia.

Marco Antonio Pérez Valtier, expresó que el presupuesto federal 2018 le plantea a Nuevo León un escenario con un ingreso en el Ramo 28 suficiente para que siga con el programa de eliminar la tenencia hacia el siguiente año sin tener en su haber un problema de déficit.

Además calificó al presupuesto como inercial con un incremento apropiado en el Ramo 28, siendo ésta la principal fuente de transferencias federales.

“Esto le permitirá al estado no estar tan apretado al tener un buen ingreso vía Ramo 28 en participaciones, tan es así que le permitirá cumplir con el compromiso de eliminar la tenencia sin que se alteren las finanzas de Nuevo León. El presupuesto en general no significaron malas noticias para la entidad, y aunque lo quieren hacer aparecer como si tuviera tinte político, no es así”, indicó el especialista en finanzas públicas.

“Con los recursos federales asignados a Nuevo León lo quieren hacer aparecer con cierto tinte político, pero en realidad son obras como la Línea 3 del Metro ya tenían tiempo gestionándose y estaban pendientes de aprobarse. Obviamente no hay recursos para que se realicen todos los proyectos que se tienen como es el caso del Penal de Mina que no se hará”.

A su vez, Carlos González Barragán, catedrático del Tecnológico de Monterrey y la UDEM, destacó que es un presupuesto plano y austero tal y como se esperaba.

En cuanto a participaciones federales registran un incremento en términos reales, pero el gasto federalizado se reduce en 1 por ciento.
Indicó que el Fondo de Aportaciones para la Nómina Educativa y Gastos Operativo (FONE) representará un factor de presión en los estados al registrar una reducción por lo que de algún lado se tendrá que ajustar.