Monterrey

Acelera el fisco auditorías electrónicas: Coparmex NL

De enero a julio de este año las revisiones se incrementaron en más del doble.
Juan Antonio Lara
jalara@el financiero.com.mx
06 septiembre 2017 11:19 Última actualización 06 septiembre 2017 11:19
SAT

(Tomado de Sat.gob.mx)

En los primeros siete meses del 2017, el fisco federal concretó 64 mil 625 revisiones electrónicas, más del doble de las efectuadas en 2016 a partir de su puesta en marcha, en septiembre de ese ejercicio.

Un análisis de Coparmex Nuevo León, con datos del Servicio de Administración Tributaria (SAT), advierte que la autoridad fiscal federal intensificó este 2017 el número de actos de fiscalización en contra de los contribuyentes.

Por método de fiscalización, el de verificaciones diversas –que son las revisiones electrónicas- sumó en los primeros siete meses del año 64 mil 625 actos de fiscalización, un 73 por ciento del total.

De septiembre a diciembre de 2016, período en que el SAT dio inicio a las auditorías electrónicas, se realizaron 25 mil 682.

De enero a julio pasado, el SAT efectuó un total de 87 mil 981 actos de fiscalización en contra de los contribuyentes –personas físicas y morales- del País.

Esa cifra es un 101 por ciento superior a las realizadas en el mismo período de 2016, indicó el análisis de Coparmex Nuevo León.

Los datos del fisco federal revelan que en el primer semestre del año las arcas federales recaudaron por concepto de actos de fiscalización 76 mil 705 millones de pesos. Este monto es un 13 por ciento superior a lo recaudado en el mismo período de 2016.

“La brecha entre la tasa de crecimiento de actos de fiscalización contra los recursos recaudados, evidencia que el SAT está perdiendo efectividad en su fiscalización”, opinó el organismo patronal.

Mientras en el primer semestre del 2016 recaudaba un promedio de 1 millón 784 mil 325 pesos por acto de fiscalización, en el mismo período de este año ese monto disminuyó a 952 mil 448 pesos por acto de fiscalización.

Lamentablemente, lo que si ocasiona son costos y cargas administrativas adicionales a los contribuyentes.

“Las empresas tienen que asignar recursos económicos y humanos para atender las auditorías del SAT, cuando deberían orientarlos a la inversión y a su crecimiento”, agregó.

De acuerdo a los datos del SAT, de enero a julio 2017 ha sido la peor persecución de parte de la autoridad fiscal federal en contra de los contribuyentes cautivos en toda su historia.

El organismo empresarial propone una nueva reforma fiscal que haga disminuir el tamaño de la economía informal de México.