Monterrey

Aboga Marín por dar empleo a personas con discapacidad

La primera mexicana en ocupar el cargo de tesorera de Estados Unidos, Rosario Marín afirma que la reforma energética traerá inversiones extranjeras a nuestro país.
Juan Antonio Lara
05 junio 2014 21:53 Última actualización 06 junio 2014 5:0
Rosario Marín. (Bloomberg)

Rosario Marín. (Bloomberg)

MONTERREY.- Las empresas que crean espacios y dan empleo a las personas con capacidades diferentes son mucho mejores y se enriquecen, dijo Rosario Marín, la primer mexicana en ocupar el puesto de Tesorera de los Estados Unidos.

Marín ofreció una emotiva conferencia durante el Foro Mundial RH 2014, organizado por Eriac Capital Humano, provocando incluso las lágrimas entre algunos de los asistentes.

Y es que la ex funcionaria durante el gobierno de George W. Bush, hizo un recuento de los tropiezos y éxitos que ha tenido en su vida personal y profesional desde que llegó a los Estados Unidos, junto con sus padres, procedente de México.

Comentó que su familia llegó a la Unión Americana por las mismas razones por las que lo hacen miles de mexicanos, es decir, por el sueño de alcanzar una mejor vida.

Tuvo que trabajar al mismo tiempo que estudiaba. Acudió a la universidad por las noches, mientras que por el día desempeñaba diversos trabajos. Esta doble responsabilidad hizo que a Rosario le llevara siete años graduarse como administradora de Negocios de la Universidad Estatal de California en Los Ángeles.

Habló de lo que ha representado para su familia su hijo Eric, que nació con el Síndrome Down, y que ha sido ejemplo para sus otros dos hijos y para ella y su esposo.

“Los niños con Síndrome Down nos hacen más humanos, vienen a humanizar al mundo”, indicó Marín.

Su compromiso hacia las personas con discapacidad la hizo ganar varios reconocimientos, sobresaliendo entre ellos el Premio Rose Fitzgerald Kennedy, que recibió en 1995 de parte de la Organización de las Naciones Unidas.

Marín se dijo orgullosa de sus raíces y de sus padres, quienes les dieron techo, comida y educación a ella y a sus hermanos en la medida de sus posibilidades, ya que su padre fue conserje de un edificio y su madre fue costurera.

Mi madre sólo tuvo seis años de educación, pero sacó adelante a todos sus hijos y fue la madre de la Tesorera de los Estados Unidos”, dijo Marín, con la voz entrecortada por la emoción.

A los cerca de 500 ejecutivos de Recursos Humanos que asistieron al evento les pidió tratar a la gente de sus empresas con respeto y como quisieran que ellos los trataran.

“El ejemplo es más importante que un memo. Las palabras convencen, pero los hechos arrastran, y el ejemplo debe venir de arriba de la empresa”, recomendó a los ejecutivos de RH.

Mencionó que en los puestos donde ha tenido subalternos nunca les ha gritado y alzado la voz, porque toda la gente merece respeto y debe ser tratada con dignidad.

Entrevistada al terminar su conferencia, la ex Tesorera de los Estados Unidos dijo que la reforma energética traerá muchos beneficios a México.

“Esto es muy bueno para México porque cuando se abre el mercado a la inversión foránea, la productividad va a ser mucho más amplia”, indicó.