Mis Finanzas

Yo no saldría este Buen Fin sin estas cinco claves

Atención, que la misma hambre que sientes por comprar antes de que suban de precio los productos por el alza del dólar es la que sienten los comercios por vender para sacar inventarios antes de que haya cambios en la economía.
Redacción
18 noviembre 2016 21:55 Última actualización 18 noviembre 2016 21:56
Etiquetas
Buen Fin

(Cuartoscuro)

Para este Buen Fin, si ya revisaste y decidiste lo que vas a adquirir, sal tranquilo con billetes y tarjeta en mano, pero revisa lo siguiente:

1. No es lo mismo pagos fijos, que meses sin intereses
Un club de precios anuncia en radio para este fin de semana “sin costo” cambiar tu pago de contado, a uno a mensualidades con pagos fijos.
Eso suena bien. Pero esos pagos fijos estarían expuestos a intereses que representan un Costo Anual Total (CAT) de más del 60 por ciento sobre el precio de lo que compraste. Meses sin intereses significa eso y no otra cosa. Revisa las condiciones antes de firmar.

2. Que pagos fijos sean pagos fijos

Tú estás decidiendo tu compra basado en tus ingresos actuales. Tu compra también debe darte predictibilidad, si el crédito de lo que compras está a pagos fijos, revisa que no estén expuestos, por ejemplo, a la TIIE (Tasa de Interés de Interbancaria de Equilibrio), que varía constantemente.

3. Pantalla, refri y lavadora o… ¿un carro?

Si estabas esperando una oportunidad para comprar un automóvil, ésta puede ser una buena pues nadie puede garantizar que los precios de los vehículos no suban como consecuencia de los cambios económicos que aparentemente se avecinan. Piensa si quieres comprar muchas cosas pequeñas como electrodomésticos o si haces una inversión de mayor consideración como un vehículo.

Nissan, Chevrolet, entre otras, ofrecen además meses sin intereses, compromiso que debe quedar claro en la documentación que firmes. Nuevamente, cero intereses es cero y debe quedar por escrito, en papel.

4. ¿Cosas o un buen viaje?

Sí, parecen prohibitivos. Los viajes al extranjero aumentan su precio como consecuencia de la devaluación del peso, pero si revisas con detalle puedes encontrar oportunidades. Obviamente, la primera opción es México, en donde no hay impacto cambiario, pero puedes pensar en paseos menos comunes, como el Reino Unido, cuya moneda, la libra, permanece al mismo tipo de cambio del año pasado respecto al peso, en su caso, por efecto del Brexit.

5. ¿Cómo andan tus ingresos?

¿Recibiste aumentos recientemente? ¿Percibes que vienen más en el futuro? De no ser el caso, o de plano estar en riesgo de un despido, evalúa si debes hacer compras este año. Más vale que una potencial liquidación te permita pagar deudas y dejarte un colchón.

Si no es un despido lo que esperas sino un estancamiento en tu salario, medita en torno a productos como los medicamentos que son muy sensibles al dólar. Si gastas mucho en ello, la sugerencia es que tengas cautela. Una posible inflación creciente por efecto de la devaluación de la moneda nacional puede dejarte mal parado.