Mis Finanzas

¿Tu casero es abusivo? Lo puedes demandar

Los casos más comunes en los que los arrendatarios demandan son los aumentos excesivos de renta, los desperfectos sin reparar y que otros vecinos sean ruidosos. Te decimos lo que debes tomar en cuenta si decides ir a juicio.
Redacción
01 noviembre 2017 20:37 Última actualización 05 noviembre 2017 18:5
finanzas

finanzas

¿Llevas meses viviendo en un lugar, pero nunca te imaginaste que el casero sería una pesadilla? ¿Has pensado en demandarlo? Podrías hacerlo.

Los casos más comunes en los que los inquilinos demandan son los aumentos excesivos de renta, los desperfectos sin reparar y que otros vecinos sean ruidosos y el dueño no haga nada para solucionarlo, señalaron expertos.

Si actualmente tienes problemas de esta naturaleza con tu arrendador y quieres ir a juicio, considera lo siguiente.

Como arrendatario puedes demandar, pero para hacerlo debes acudir a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) y a los juzgados civiles.

Diego Villaseñor, administrador de la plataforma MxMLS de Propiedades.com, expuso que los cinco primeros años no pueden subirte la renta más allá de la inflación y los aumentos deben ser pactados.

“Tú estás en tu derecho de exigir mejoras en el departamento, puedes tomar evidencias de cómo recibiste la propiedad y cómo no se han solucionado los desperfectos”, señaló.

Tomando en cuenta que hay una normatividad para cada estado, el Código Civil de la Ciudad de México establece los lineamientos para un contrato de arrendamiento, con lo que define las obligaciones de tu casero y también tus derechos.

Según el Código Civil, el arrendador debe pagar cualquier mejora y el espacio debe cumplir las condiciones de higiene y salubridad necesarias; además, no es tu obligación pagar por vicios ocultos previos a la firma del contrato.

“Siempre puede haber problemas, por eso, lo más importante antes de firmar es tener la certeza de que con quien estás pactando va a cumplir la norma, o puedes acercarte a inmobiliarias para que te ayuden con los documentos y requisitos legales”, subrayó Villaseñor.

Según la legislación, el arrendamiento es un contrato mediante el cual “las partes contratantes se obligan recíprocamente, una, a conceder el uso o goce temporal de una cosa, y la otra a pagar por ese uso o goce, un precio cierto”. Este documento siempre debe hacerse por escrito y lleva las firmas de las dos partes.

Si te encuentras en una situación crítica y quieres iniciar el juicio, debes hacerlo cuanto antes, recomendó Villaseñor.

“Se tiene que considerar que las demandas manejan hechos del momento, por lo que no puedes dejar pasar mucho, ya que las pruebas también deben ser recientes”.

Asimismo, es mejor demandar antes de salirte y tomar evidencias de lugar, si es posible, con ayuda de un perito, así evitas que te involucren en una situación difícil ante la Ley, aconsejó.

Federico Sobrino, exdirector del Instituto de Administradores de Inmuebles, explicó que para realizar un proceso jurídico de este tipo es necesario contratar a un abogado experto en materia civil desde el inicio del proceso.

“Si existe un contrato, acude con un juez para dirimir las diferencias”, dijo.