Mis Finanzas

Testamento, ejercicio de previsión que evita problemas futuros

10 febrero 2014 4:20 Última actualización 06 octubre 2013 16:5

 ["Lo que hace el testamento, es ahorrar tiempo, dinero y problemas", afirma el notario Gerardo Aparicio Razo / Cuartoscuro]  


Notimex

Pensar en hacer un testamento, para la mayoría de las personas equivale a invocar a la muerte o iniciar un proceso caro y de trámites engorrosos, pero más allá de esas creencias realizar a tiempo esta declaración de herencia evita problemas futuros, y bien asesorado ahorra tiempo y dinero.

No se requiere llegar a determinada edad, basta tener 18 años o más y estar en pleno uso de sus facultades para que cualquier persona haga su testamento, que no es otra cosa que el acto mediante el cual un ciudadano dispone libremente qué, cómo y a quién heredará sus bienes al morir.

Este acto de previsión, que es personal, revocable y libre -según el Código Civil para el Distrito Federal- garantiza que se cumpla la voluntad de una persona sobre la transmisión ordenada y pacífica de su patrimonio a quién o quiénes ella determine, lo cual evita problemas entre familiares o quienes se sientan con derecho a él.

Sin embargo, en México es escasa la cultura de la previsión pues mientras en el Distrito Federal se ha avanzado en los últimos 10 años, en el resto de la Republica persiste retraso muy importante en la materia. Para tener una idea de esto sólo en la capital del país casi dos de cada 10 personas testamentan.

"Lo que hace el testamento, aunque suene a campaña publicitaria, es ahorrar tiempo, dinero y problemas", afirma en entrevista para Notimex el notario Gerardo Aparicio Razo, integrante de la Comisión de Comunicación Social del Colegio de Notarios del Distrito Federal.

Menciona que cuando se trata de herencias, generalmente surgen algunos conflictos entre los familiares, y en ello radica la importancia del testamento ya que es una forma de dar claridad y validez a la voluntad de quien dispone de sus bienes, así "papelito habla".

Con este documento "no hay nada de que a mí me dijo mi papá que me lo dejó, es que esto ya me lo había regalado, (si) lo dice el testamento existe, no lo dice el testamento, legalmente, jurídicamente no vale". Incluso refiere que de no existir un testamento se limita en mucho la posibilidad de impugnar la presunta voluntad del testador.

El Distrito Federal es punta de lanza en este tema, señala Aparicio Razo, pues mientras hace 10 años en la capital del país menos del cinco por ciento de las personas hacía testamento, ahora está en siete por ciento que si bien aún es una cifra muy baja, representa un avance significativo con respecto a otros estados del país.

"Sí hemos avanzado mucho pero queda un largo camino por recorrer", reconoce el especialista, quien afirma que con campañas como la de Septiembre mes del testamento, que este año se amplió al mes de octubre, y la concientización de las personas "es la única manera de seguir avanzando".

Con esta campaña, que ha tenido resultados buenos en general, se promueve la cultura de la legalidad y la realización de testamentos, aunque aún hay un rezago en la materia, "la cultura de la previsión en el mexicano y cultura de la previsión de la mano de la legalidad realmente está en pañales", opina.

El notario resaltó la importancia de la asesoría, ya que si no se cuenta con un especialista que oriente sobre el procedimiento a seguir para la sucesión de bienes, podría complicar las cosas, retrasarlas e incluso hacerlas inoperantes.

Por ello, destacó la labor de los notarios en esta materia: "Usted dígame qué quiere y yo le voy a dar ideas de cómo hacerlo, y también lo voy a asesorar sobre cuál es la manera más fácil, más sencilla y más económica de hacer lo que usted quiere".

Gerardo Aparicio explica que en costos por tramitar un testamento no hay una tarifa exacta, hay límites mínimos y límites máximos, y es el gobierno federal el que fija los costos y establece los parámetros para cobrar, y estos pueden variar dependiendo de cada entidad federativa.

La página http://bancosjuridicos.gob.mx/septiembre13/septiembre13.php de la Secretaría de Gobernación indica los costos durante la campaña del mes del testamento, que pueden ir desde los 700 pesos como ocurre en Morelos, hasta dos mil pesos como se fija en el estado de Tabasco.

Además existen programas de apoyo como el de "Testamento a bajo costo para personas de escasos recursos", campaña permanente dirigida a quienes tienen ingresos menores de cuatro salarios mínimos mensuales (aproximadamente siete mil 179 pesos al mes) y que sólo sean propietarios de un bien inmueble como máximo.

El integrante del Colegio de Notarios precisó que el testamento puede ser tan amplio o tan restrictivo como el usuario lo quiera, sin que necesariamente se deba especificar qué es para cada quién, "los testamentos son un traje a la medida" para cada persona.

Por ello, llamó a la población a hacer conciencia sobre la importancia de hacer un testamento con la asesoría de un especialista para "heredar bienes y no problemas"; mientras que a las autoridades les pidió continuar con lo que se ha hecho y extenderlo en todo el territorio nacional.

El punto álgido es la cultura de la previsión, si pensamos resolver los problemas cuando los tengamos en frente eso nos va a salir más caro, más desgastante y más lento; si los prevemos y los tratamos de resolver desde antes, por la vía del testamento, los costos y los tiempos se reducen considerablemente, subrayó.