Mis Finanzas

Tener disciplina y metas, lo ideal para ahorradores primerizos

12 febrero 2014 4:29 Última actualización 22 mayo 2013 16:22

[Arturo Monroy] Importante no dejarse tentar por gastos innecesarios o aplicar el "tarjetazo". 


Notimex
 
La administración del dinero a través de "guardaditos y tandas" es la peor decisión para los nuevos ahorradores, a quienes se les recomienda utilizar fondos de inversión, definirse una meta, tener disciplina y organizar sus gastos.

Para el director de Soluciones de Inversión de Principal Financial Group, Alan Gómez, la mejor opción para administrar el ahorro es a través de un fondo de inversión, "es la mejor herramienta para el nuevo ahorrador ya que dirigirá ese ahorro en el plazo que se haya determinado".

Por otro lado, abundó, es fundamental tener presente que como nuevo ahorrador que inicia nuevos hábitos financieros para su vida, necesitará apoyo de quienes lo rodean para no dejarse tentar por gastos innecesarios o aplicar el "tarjetazo".

Por ello, el directivo sugirió comentar a la familia y amigos sobre las metas de ahorro, que servirá de apoyo extra para ayudar a realizarlas.

Destacó que para empezar ahorrar, el primer paso es tener una meta de ahorro: así se puede establecer para qué ahorro o cuál es el fin, en cuánto tiempo podré alcanzar mi meta y cuánto tengo que ahorrar para alcanzar mis objetivos.

Subrayó que sin una meta de ahorro, no hay ahorro, "pues lo más probable es que tengas tu dinero en una cuenta y al poco tiempo lo gastes ya que es dinero sin un fin específico".

Además de tener una meta fija, es fundamental que éstas sean claras, alcanzables y medibles para determinar a cuántos meses/años podrás lograrlas, resaltó.

El segundo paso es "tener disciplina de acero que haga que no dispongas de este ahorro cada vez que se presente una oportunidad para gastarlo. Así, una vez que tengas una meta y comiences a ahorrar con disciplina, requerirás organización".

Comentó que contar con un esquema mensual de gastos, ingresos, depósitos y emergencias es una buena estrategia para desarrollar un hábito de organización financiera.