Mis Finanzas

Tarjetas de lealtad ¿cuándo son
realmente útiles?

Tener una tarjeta de descuento puede ser atractivo y permitir ahorros importantes, siempre y cuando se utilice con cierta frecuencia en productos que ya compras. Un consumo avezado ocurre cuando la tarjeta de lealtad se emplea cuando menos cuatro veces al mes y no se ha pagado por ella dinero extra.
Darinka Rodríguez
08 septiembre 2014 23:25 Última actualización 09 septiembre 2014 5:5
Tarjetas lealtad

Si compras frecuentemente en ciertos establecimientos, las tarjetas de lealtad pueden beneficiarte con determinados descuentos. (Alejandro Gómez)

CIUDAD DE MÉXICO.- Sólo los consumidores que visitan un comercio con frecuencia, es decir, cuando menos cuatro veces al mes, se benefician de los programas de lealtad que implementan diversos establecimientos como bancos, compañías de consumo o entretenimiento.

De acuerdo con especialistas entrevistados, las ventajas importantes se dan cuando se consume con mucha frecuencia un producto, evitando las membresías que impliquen cargos adicionales, como pagos anuales.

Con base en un sondeo realizado por EL FINANCIERO, los consumidores con un mayor poder adquisitivo son los que tienden a hacer uso de los programas de lealtad al preferir la calidad en el trato más que el precio. “No es que seamos espléndidos, pero rara vez se regresa a un lugar donde el trato fue malo, independientemente del costo del servicio”, dijo un consultado.


Para los especialistas, los programas de lealtad en México podrían crecer a tasas de dos dígitos si se ofrecen beneficios reales para los clientes que acuden más de cuatro veces al mes. Lourdes cuenta con un monedero de farmacia y le saca jugo debido a que cada mes compra medicamentos.

“Compro una vez al mes y si puedo sacar un poco de provecho, vengo a la misma tienda”, indicó.

Carlos González, director de análisis de Monex expuso que el retorno de clientes es un tema desaprovechado por muchas empresas.
“Los productos de consumo rápido son donde más oportunidad pueden encontrar los usuarios, en particular en autoservicios; en su mayoría alimentos y bebidas, en segundo lugar medicamentos y al final entretenimiento y viajes”, explicó.

Apuntó que la lealtad genera información para la empresa sobre el perfil del consumo de los clientes, “lo cual es oro molido para los corporativos, pero el cliente debe analizar sus patrones de consumo sin pensar en modificarlos por un supuesto ahorro”, recomendó.

LEALTAD FINANCIERA

Las instituciones de banca múltiple ofrecen en su mayoría programas de lealtad a los usuarios de productos de ahorro y tarjetas de crédito, aunque formar parte de ellos implica un endeudamiento implícito del cliente, señaló Oliver Ambía, director de la Licenciatura en Administración Financiera del Tec de Monterrey, campus Santa Fe.

Agregó que en el caso de los productos financieros, el premio puede resultar irrisorio, con un valor menor a 25 por ciento de lo consumido.
“Cuando se revisa lo que se tiene qué hacer para llegar a ese tipo de recompensas, el usuario debe estar consumiendo cantidades que para el promedio son hasta prohibitivas; en el caso de tarjetas de crédito van de 40 mil a 50 mil pesos al mes, por lo que se limita a clientes con un alto poder adquisitivo”, comentó.

La Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros indica que los beneficios de estos programas dependen de la tarjeta que se tenga (clásica, oro o platino). “Cuanto más alto sea el nivel del plástico, más promociones se dan pero la anualidad será mayor”.

TIPS

No todo lo que brilla es oro. No aceptes por impulso cualquier membresía.

Analiza tus patrones de consumo. Si asistes a un establecimiento por lo menos una vez a la semana, es probable que le saques mayor provecho.

Ofertas contra programas. Evalúa si los descuentos son mayores durante las temporadas de descuentos y planea tu consumo.

Revisa las condiciones. Antes de aceptar una tarjeta o unirte a un programa de lealtad, lee las condiciones de consumo y su vigencia.