Mis Finanzas

Retos y ventajas
de pagar con el celular

Los pagos móviles van mucho más allá de realizar transacciones de compra- venta de bienes y servicios a larga distancia, tiene que ver también con la facilidad y comodidad que da a los usuarios para realizar operaciones financieras diversas, así como de controlar las finanzas personales, desde la palma de la mano.
Darinka Rodríguez
14 abril 2014 21:45 Última actualización 15 abril 2014 5:0
ilustración

Pagos con dispositivos móviles, al alcance de tu mano.(Carlos López)

CIUDAD DE MÉXICO.- Un dispositivo móvil no sólo sirve para tener acceso a información, redes sociales y mantenernos en contacto con nuestros amigos y familiares; es también una puerta de entrada para controlar nuestros gastos y compras.

A través del esquema de pagos móviles, un método que está en crecimiento, cada vez más usuarios de la red echan mano de los servicios ofrecidos por diversos proveedores.

De acuerdo con un estudio de la firma Gartner, para 2017 estos esquemas alcanzarán un valor de 720 mil millones de dólares en todo el mundo, frente a los 230 mil millones de dólares registrados en 2013. En tanto, un análisis de Prime Research y Master Card, señala que la percepción positiva sobre los pagos móviles pasó de 32 a 88 por ciento entre 2012 y 2013.

Mayra usa este esquema para hacer transacciones cotidianas por la practicidad y por considerarlas herramientas seguras.

Suelo comprar de todo: pago mis servicios, mi saldo telefónico con una aplicación, boletos de entretenimiento, de avión y también he realizado pagos de artículos de entrega a domicilio”, expuso al ser consultada. Para ella, es una medida cómoda y más segura, pues con su tarjeta física vivió la experiencia de una clonación.

Uno de los retos más importantes para avanzar con la penetración de este esquema de pagos, es ganar la confianza de los usuarios.
De acuerdo con Carlos Romero, product marketing manager de Gemalto en Latinoamérica, firma que brinda servicios financieros móviles, esta forma de pago es segura.

Expuso que los más de dos millones de usuarios de la firma no han vivido ningún caso de fraude con banca móvil, “ya que se tomaron medidas completas de seguridad”.

“Hoy la barrera principal es que las personas no confían en los móviles ni en las instituciones, porque todavía se tiene la idea de que nos van a robar”, indicó en entrevista.

SERVICIOS Y DINERO A LA MANO

El pago de servicios, las recargas de tiempo aire, la compra de diversos bienes y las transferencias de dinero, son servicios que están al alcance de su dispositivo móvil.

En Estados Unidos, más de 10 millones de usuarios pagan su café a través de la aplicación de Starbucks, con alrededor de 5 millones de transacciones por semana, la cual genera promociones a los usuarios que utilizan la aplicación.

En nuestro país, Gemalto prevé que el uso de este esquema aumente 25 por ciento en los próximos doce meses, ya que genera importantes beneficios para los usuarios, como el ahorro del pago de comisiones en bancos e instituciones por envío de dinero, además de permitir al usuario controlar sus gastos para cada uno de los servicios que adquiere.

“La seguridad que se ha implementado es mucho mayor que la que se tiene en la banca tradicional”, comentó Romero.

Aunque añadió que aún falta una comunicación más completa sobre los alcances de los teléfonos inteligentes y los pagos móviles. Gemalto estima que el año entrante en Latinoamérica habrá cerca de 140 millones de usuarios de servicios financieros móviles.

Por otro lado, el esquema de pagos móviles permite a las empresas que sus ventas crezcan, al alcanzar nuevos mercados y dar una mejor experiencia al cliente mediante recompensas, recomendaciones, la posibilidad de pre-ordenar productos y por otra parte, obtener retroalimentación de los usuarios.

TIPS

1. Para iniciarse en el mundo de los pagos móviles. Es importante establecer contacto con instrumentos de empresas certificadas y calificadas. Los productos están pensados para ofrecer costos bajos, por lo que se pueden utilizar para las compras diarias.

2. Usa los pagos móviles para servicios que necesites todos los días. Como recarga de tiempo aire para celular o bien para comprar bienes consuetudinarios.

3. Establece pequeños grupos para migrar del uso del dinero en efectivo. Un esquema de dinero móvil entre la familia con una cartera, forma pequeñas redes donde se puede tener un control más preciso de las transferencias de dinero.

4. Si te roban o pierdes el celular. Da aviso al banco emisor y a tu compañía proveedora de servicios de telefonía. Los esquemas de seguridad están diseñados para que se verifique su identidad, por lo que su información permanecerá segura.