Mis Finanzas

Renuncié a mi empleo, ¿qué me corresponde?

Si decidiste renunciar a tu trabajo o terminó tu contrato laboral, aquí te decimos cuáles son tus derechos y cuáles las obligaciones de tu patrón.
Stephanie Cuevas
02 agosto 2016 17:50 Última actualización 09 agosto 2016 16:19
Empleo, renuncia

empleo, renuncia (Shutterstock)

Si decidiste renunciar a tu trabajo de forma voluntaria entonces, te preguntarás qué te corresponde, ¿finiquito o liquidación? De acuerdo con la Ley Federal del Trabajo (LFT), a ti te correspondería el finiquito.

Finiquito
Es cuando el contrato de trabajo concluye por mutuo acuerdo de las partes.

El finiquito cubre el pago de las partes proporcionales de los quince días de aguinaldo, días de vacaciones, prima vacacional y los salarios pendientes de cubrir, señaló Cecilia Sánchez, especialista en Recursos Humanos del portal de empleo Bumeran.com.

Además, en caso que hayas tenido contrato colectivo de trabajo, se deberán incluir los pagos proporcionales de las prestaciones incluidas en éste como bonos, vales, comisiones, caja o fondo de ahorro y utilidades. Así como la prima de antigüedad, que son 12 días por año trabajado, y se deberá pagar a los trabajadores que se separan voluntariamente del empleo, cumplidos 15 años de servicio.

Te corresponde un finiquito en al menos 6 ocasiones:

1. Renuncias a tu empleo de manera voluntaria y decides separarte del trabajo por convenirlo a tus intereses.
2. Se termina tu contrato temporal o te contrataron por un proyecto o periodo específico que concluye.
3. Te despiden y no importa si es justificada o injustificadamente.
4. Rescindes tu contrato por una falta grave cometida por el patrón.
5. Invalidez por enfermad, en este caso también se te pagará prima de antigüedad y gratificación por invalidez.
6. Muerte del trabajador.

¿CÓMO CALCULAR TU FINIQUITO?

Para esto hay diversas calculadoras que puedes encontrar en internet como Nominax.com. Y para ello debes tener los siguientes datos: fecha de ingreso, fecha de baja, salario mensual y salario diario integrado, este último también lo puedes calcular en esta página.

“La forma de pago más común es con cheque y el trabajador debe recibir una ‘carta finiquito’ que incluya todos sus datos y desglose de los conceptos que se están pagando”, dijo Ericka Vázquez, especialista de nómina en OCCMundial.

De acuerdo con la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo (Profedet), tienes un año a partir de la renuncia para reclamar el pago de tu finiquito, y en el caso de las utilidades será de un año a partir de que sean exigibles. 

Sin embargo, “la práctica más habitual es que se pague al trabajador en el mismo día en que se despida o en que se termine el contrato de trabajo”, señaló Asociación Mexicana en Dirección de Recursos Humanos.