Mis Finanzas

Rentar vivienda: el mito de ‘tirar’ el dinero a la basura

En algunos casos, la renta de un inmueble es mejor opción a pagar más intereses por una hipoteca que lo que se abona a capital.
Darinka Rodríguez
05 junio 2014 12:33 Última actualización 05 junio 2014 12:45
jefe

No en todos los casos resulta cierto que “rentar es dinero tirado a la basura”, o que “comprar es hacerse de un patrimonio”, según Resuelve tu Deuda (Carlos López)

Pensar en dónde se va a vivir es una decisión fundamental para las finanzas personales de cualquier persona, ya sea que ésta elija independizarse o empezar una vida en familia. En torno a ello, la firma reparadora de crédito Resuelve tu Deuda indica que no en todos los casos resulta cierto que “rentar es dinero tirado a la basura”, o que “comprar es hacerse de un patrimonio”. La decisión entre rentar o comprar un inmueble debe ser congruente con la situación y el estilo de vida.

Cifras de la consultora inmobiliaria Softec revelan que el parque habitacional en renta ha ido creciendo en el país. En 1990, 15 por ciento del total de vivienda se ofertaba en renta, es decir, alrededor de 2 millones 350 mil espacios.

Para 2010, la cifra aumento a 4 millones de viviendas, aunque el porcentaje descendió a 14 por ciento del total del parque habitacional.

Claudia Velázquez directora de desarrollo de nuevos negocios de la consultoría señaló que cada año se añaden 47 mil unidades en renta en el país; 2.5 veces más que la década pasada.


“Mucha gente cree que teniendo una hipoteca se está haciendo de patrimonio, cuando la realidad es que en muchos casos el dinero que está desembolsando pertenece al banco; ese crédito hipotecario tiene un impacto financiero llamado renta, por lo que tienes que considerar cuál renta es más cara: el alquiler de un departamento o casa, o la renta de la hipoteca,” apuntó Juan Pablo Zorrilla, Co-Director General de Resuelve tu Deuda.

De acuerdo con la reparadora, cuando una familia prevé comprar en unos años una casa más grande tras pasar algunos años en una casa pequeña, rentar puede ser más ventajoso de comprar, y ejemplifica con un departamento con un costo de 2.5 millones de pesos.

En ese caso, una pareja entrega 375 mil de enganche y financia los 2 millones 125 mil pesos restantes. “A una tasa del 10.10 por ciento anual y pagando un promedio de 17,678.36 pesos mensuales, después de 5 años habrá pagado 1,060,701.45 de intereses, mientras que su aportación al capital de la hipoteca únicamente asciende a 73,874.38 pesos”, explica.

En cambio, indica que rentando un inmueble similar por 15 mil pesos mensuales y ahorrando la diferencia entre el pago del alquiler y lo que habría pagado mensualmente de hipoteca, a los 5 años habrá pagado únicamente 900 mil pesos de renta y además tendrá 274,575.84 ahorrados. “Sin embargo, es responsabilidad del consumidor estudiar su situación propia y elegir la opción que más le convenga”, recomienda.

Cabe recordar que para hacerse de un crédito hipotecario, se debe de contar con un ahorro previo de por lo menos 27 por ciento del valor de la vivienda que se desee adquirir; 20 por ciento para el enganche y 7 por ciento para gastos de escrituración.