Mis Finanzas

3 razones por las que no tienes tu propio ‘depa’

Si aún vives con tus padres formas parte del 70% de los jóvenes del país en la misma situación, pero si buscas independizarte debes tomar en cuenta los siguientes factores para no 'morir' en el intento.
Sergio Meana
04 octubre 2017 23:56 Última actualización 05 octubre 2017 5:5
depa

Toma en cuenta estos consejos si quieres mudarte de casa de tus padres. (Ilustración: Alejandro Gómez).

La falta de planeación, límites claros a los gastos y desconocimiento de las erogaciones necesarias para independizarse están entre las cinco razones por las que el 70 por ciento de los jóvenes de 18 a 29 años del país aún viven con sus padres.

Según estudios realizados por la Comisión Nacional para la Defensa de Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), al menos siete de cada 10 personas entre 18 y 29 años viven con sus papás, ya sea por comodidad o por falta de recursos, mientras que otros pueden llegar a postergar su salida del hogar familiar hasta después de los 30.

La búsqueda de independencia puede darse por diversos factores como crecimiento personal, casarse, vivir en pareja o acercarse al lugar de trabajo.

Sin embargo, cualquiera que sea el caso, es importante realizar una planeación anticipada y buscar alternativas viables para lograrlo que contemplen todos los aspectos necesarios, como costo de la vivienda (renta/hipoteca), servicios, transporte, muebles, etcétera.

Consejos
1. Haz una lista de todos los gastos en que incurrirás en tu nuevo hogar, desde la renta hasta los servicios.

2. Destina máximo 35 por ciento de tu ingreso mensual a la renta y considera en el presupuesto el resto de erogaciones.

3. Crea un fondo para emergencias. Por ejemplo, una cuenta de ahorro a la que destines 10 por ciento de tu sueldo.


Planifica, planifica, planifica. Para poder salir con éxito de casa de tus padres es fundamental ahorrar con base en un presupuesto.

Enrique Margain, director ejecutivo de Crédito Hipotecario de Scotiabank, recomienda que el gasto en vivienda no rebase un límite previamente establecido, que en general no supere el 30 a 35 por ciento de los ingresos mensuales.

“En el caso de la vivienda, el gasto no debe exceder el 35 por ciento del ingreso bruto mensual, ya sea para rentar o comprar con un crédito hipotecario", dijo.

Margain agregó que se debe hacer un balance para que este desembolso no afecte el presupuesto mensual individual o familiar.

Por su parte, Juan Pablo Zorrilla, director general de Resuelve tu Deuda, agregó dos reglas básicas que debes saber para independizarte.

Una es que hay que tener claro que habrá emergencias en tu nueva casa como goteras, una puerta rota, alguna llave que no cierra… para ello una tarjeta de crédito no es la mejor opción, pero sí un fondo de emergencias.

Una cuenta de ahorro puede ser una buena fórmula.

“Independientemente del ahorro que hagas, ten una cuenta en donde mantengas una cantidad importante únicamente para emergencias, tres meses de tu sueldo es lo ideal”, señaló Zorrilla.

La segunda recomendación de Resuelve tu Deuda es ahorrar siempre el 10 por ciento de tu sueldo y planificar todos los gastos, pues gastar sin presupuestos puede llevarte de regreso a casa de tus padres.

Por otro lado, en caso que desees adquirir un inmueble eventualmente, ve ampliando tu ahorro para este fin y no olvides mantener un buen historial crediticio, el cual te permitirá ser sujeto de algún crédito hipotecario.

Compara en el portal de la Condusef los diversos productos que ofrecen los bancos para esta finalidad.

: