Mis Finanzas

Protege tu información, no contrates vía telefónica

Si llaman ofreciéndote un servicio ‘gratuito’ no solicitado, asegúrate que no sea un fraude. Si ya te pasó, acude a la Condusef y levanta una queja. La comisión sugiere evitar contrataciones telefónicas.
Brenda Acosta
18 noviembre 2015 21:53 Última actualización 19 noviembre 2015 5:5
seguro gratis

seguro gratis (Especial)

Recibes una llamada, de nuevo es el banco, esta vez te llaman para ofrecerte un seguro. La voz te dice que se trata de una extensión de tu tarjeta de crédito, por ser buen cliente y pagar a tiempo o por estar en la aseguradora X.

Preguntas si el seguro es gratuito y afirman, aceptas, das tus datos para comenzar el trámite. En poco tiempo llega a tu casa el estado de cuenta de tu tarjeta y te percatas que te están cobrando la póliza de un seguro. Te preguntas ¿No era gratis? ¿Ahora qué voy a hacer?

Si es tu caso, especialistas recomiendan acudir inmediatamente a la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) a interponer una queja y proceder con la cancelación del servicio o producto.

Estas llamadas de ventas de seguros o cobro de adeudos se realizan desde un Call Center, los cuales fungen como un intermediario entre tú y la institución, pero están separados tanto de la aseguradora como de la institución bancaria. En pocas palabras no hay una comunicación directa entre tú y el banco y la aseguradora.

En principio, cuando aceptas el seguro porque crees que es gratuito, verás reflejado en el estado de cuenta de la tarjeta bancaria que posees el cargo del seguro “contratado”, por lo que deberás ser sumamente cuidadoso al revisarlo, para posteriormente proceder con el reclamo ante la Condusef o con las instituciones que te han cargado un producto que no solicitaste.

Procede con la solicitud de cancelación de la póliza y aclara al banco que tú, como titular de la cuenta, no permites esos cobros por consumos no reconocidos.

Tips
1 Comunícate. Contacta a tu agente de seguros o a tu banco y verifica si la aseguradora posee relación o no con el banco y pide que te ayuden a procesar la cancelación de este cargo.

2 Identifica. Revisa y toma nota del
número telefónico y el nombre de la persona que te ofreció este servicio, para posteriormente denunciarlo con mayores especificaciones.

3 Atención. No des datos personales sobre ti ni de ningún familiar, tampoco les facilites el acceso a tus cuentas otorgándoles datos de tu
tarjeta y mucho menos tú dígito verificador.

Al completar este proceso deberás darle seguimiento a tu caso hasta que el dinero que te han cobrado sea abonado nuevamente a tu cuenta.

Mario di Costanzo, presidente de la Condusef, aseguró que en las disposiciones de transparencia que han sido ya aprobadas por la junta de gobierno, se busca regular de mejor manera la venta de seguros por teléfono en general.

“La nueva modalidad que promueve o contiene esas disposiciones hará que tú para aceptar la venta de este seguro tengas que teclear en tu celular un código de aceptación, que no sea sólo el sí y la aseguradora estará obligada a enviar a tu correo electrónico la póliza y las principales condiciones del seguro y las de exclusión”, añadió.

Pese a que este año seis de cada 10 reclamaciones ante la Condusef han sido contra el sector bancario, en su mayoría por consumos no reconocidos, la Asociación Mexicana de Bancos y la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros no reconocen a plenitud ni dan solución al problema de la venta de seguros vía telefónica.

En tanto, los bancos aseguran poseer sus propios seguros y niegan cualquier vínculo con otra aseguradora, y éstas afirman que los bancos sí contratan sus servicios.

La Condusef recomienda evitar la contratación de seguros vía telefónica y que te informes sobre el producto antes de adquirirlo, conocer la póliza, las condiciones de exclusión y con base en ello decidir.