Mis Finanzas

Piensa bien antes
de pagar a meses
el súper o la fiesta

Un usuario de tarjetas de crédito que decida diferir las compras requerirá de una minuciosa administración para no perder el control de su deuda ni sobreendeudarse. Especialistas sugieren razonar y ahorrar antes de aceptar este tipo de promociones, sobre todo en productos de consumo inmediato.
Darinka Rodríguez
27 julio 2014 20:59 Última actualización 28 julio 2014 5:0
promociones tarjetas de crédito

Pagar con tarjeta de crédito tu despensa o comidas generará un desbalance en tus finanzas.(Carlos López)

CIUDAD DE MÉXICO.- Cuando decidas utilizar el esquema de diferimiento en rubros de consumo, éste debe ser empleado con cautela, recomendaron especialistas.

Gianco Abundiz, experto en finanzas personales aseguró que debe pensarse dos veces el uso de este sistema en temas como comidas, bebidas, fiestas, lista del supermercado, prendas de vestir y planes vacacionales.

“Te lo estás comiendo, vistiendo y bebiendo en el momento. E incluso con la ropa, si quisiera venderla, aunque sea de alta costura se obtendría muy poco dinero, y sin embargo, se seguirá pagando por ella”, indicó.



A Carolina se le hizo fácil diferir el pago del festejo de cumpleaños de su novio a seis meses sin intereses. “Fuimos a celebrar y se nos pasó la mano con la cuenta y pensé que no era difícil pagar 400 pesos al mes por una fiesta que valió la pena”, dijo en consulta. Sin embargo, ese cargo que parecía inofensivo para sus finanzas, comenzó a generarle intereses pues olvidó pagarlo por tres meses.

Juan Pablo Zorrilla, codirector de la firma reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, dijo que 25 por ciento de los clientes que dejan de pagar su tarjeta de crédito tienen activa alguna de estas promociones y más de 50 por ciento ha utilizado este esquema en algún momento.

“Pagar las comidas a meses o el ‘súper’ es una incoherencia, porque se trata del flujo diario; si ubicamos este gasto en el rubro de comida o entretenimiento debería salir de este flujo, y al acumular esos ‘picos’ se puede salir fácilmente de control porque se deben llevar dos cuentas al hacerse revolvente, y la persona tendría que llevar un sistema de contabilidad muy avanzado”, aseveró en entrevista.

FUERA DE CONTROL

Fue hasta el tercer mes cuando Carolina cayó en cuenta que la fiesta le estaba costando más de lo que había calculado. “No había revisado mi estado de cuenta y cuando vi, ya tenía que pagar los intereses porque no había hecho el pago y yo ni en cuenta” refirió.

De acuerdo con Zorrilla, una persona “totalera” o que liquida su saldo completo al final del mes, pero que hace una compra a meses sin conocer su flujo, puede caer en un enredo financiero por desconocimiento de su capacidad de pago.

“Lo grave no es tanto decidir qué sí se compra y qué no, sino definir el flujo y cómo los productos se pueden ver reflejados en un impacto que provoca el pago de intereses sobre lo que ya se debía; el sobreendeudamiento tiene un componente importante en clientes que se vieron involucrados en campañas a meses sin intereses, aunque su comportamiento viene desde atrás”, señaló.

No obstante, las compras en este esquema no constituyen en sí mismas un peligro financiero; lo es la mala organización del usuario.

“Lo mejor es usar el crédito cuando realmente se necesita algo, porque la mercadotecnia a meses sin intereses abre el apetito por cosas que no se pensaba adquirir y que no estaban en la lista”, dijo Abundiz.

TIPS

Evalúa.
Analiza cuál es tu flujo de efectivo y si tu nivel de endeudamiento no supera el 30% de tu ingreso antes de pagar con tarjeta de crédito.

Tómalo con calma. No te dejes llevar por el impulso, reflexiona sobre tu capacidad de pago antes de diferir la compra del súper.

Administrar compras de lujo. Diferir el pago de un abrigo parece atractivo, pero si no administras la compra, los ‘picos’ pueden volverse una bola de nieve.

Vacaciones. Usar el esquema de meses para este fin también puede ser un riesgo si no se administra bien. Elije ahorrar y después adquirir.