Mis Finanzas

Pequeños cambios en uso de servicios básicos: ahorro familiar

10 febrero 2014 5:8 Última actualización 05 julio 2013 8:53

[Cuartoscuro / Archivo] 


 
Notimex


 
Debido a que los gastos en el hogar representan un alto porcentaje de los ingresos familiares, el ahorro en el consumo de servicios básicos como gas, agua y electricidad, pronto se reflejará en las facturas y en el bolsillo.
 
En el caso del consumo eléctrico, existen diversas opciones para la optimización de los aparatos electrodomésticos que redundará en la durabilidad de los productos y en un mejor presupuesto familiar.
 
Con este propósito, la Comisión Nacional para el Uso Eficiente de la Energía (Conuee) ofrece en su sitio en Internet algunas recomendaciones para dar un mejor uso a los aparatos eléctricos en casa, pues cada uno consume diferentes cantidades de electricidad.
 
De esta forma, sugiere identificar los aparatos que más gastan electricidad, que van desde el tostador de pan, la plancha, las tenazas para el cabello hasta las parrillas y los calefactores.
 
De acuerdo con el organismo, estos aparatos funcionan con resistencias que convierten la electricidad en calor y consumen mucha energía, por lo que es mejor desconectarlos desde la clavija después de ocuparlos y apagarlos antes de terminar de usarlos a fin de aprovechar el calor acumulado.
 
De igual forma, destaca la importancia de desenchufar la televisión, el DVD y el equipo de sonido, entre otros aparatos que aunque estén apagados consumen energía por el sólo hecho de estar conectados.
 
También recomienda utilizar los aparatos de acuerdo con las recomendaciones de uso, mantenimiento y seguridad que aconseja el fabricante, así como revisar cuidadosamente aquéllos que al ser conectados produzcan chispas o calientan el cable.
 
La Conuee detalla que los artículos que más consumen energía son el refrigerador, la lavadora, la plancha, la computadora y la televisión.
 
En cuanto al refrigerador, propone renovarlo si éste tiene más de 10 años, pues aunque implicará un gasto fuerte al momento, a largo plazo representará un ahorro importante en recursos económicos y electricidad, pues los equipos actuales deben cumplir con la Norma Oficial Mexicana (NOM) sobre eficiencia energética.
 
Con pequeños cambios diarios, la población puede lograr grandes ahorros que se reflejarán en un mejor manejo de los recursos de la familia y en su estabilidad.