Mis Finanzas

Para volar también hay que planear

10 febrero 2014 4:53 Última actualización 10 julio 2013 10:52

[Bloomberg / Archivo] 


 
Notimex


En el actual periodo vacacional no basta con desempolvar la maleta, pues también es importante que los paseantes conozcan sus derechos y responsabilidades al momento de viajar vía aérea.
 
Eventualidades como la pérdida, retraso o modificación de horarios en los vuelos, así como el superar el exceso del peso permitido de equipaje o viajar con mascotas puede ocasionar incrementos en los costos, por lo que es importante preveerlos para evitar sorpresas que pueden impedir el disfrute completo de los días de descanso.
 
Por lo anterior, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) recordó a las personas que el boleto de avión también es un contrato, por lo que es importante leerlo en su totalidad y en caso de tener dudas, pedir las aclaraciones pertinentes, además de la importancia de conservarlo por si se requiere hacer alguna reclamación.
 
Advierte que por cancelar un vuelo, cambiar la fecha del viaje o llevar más equipaje, los usuarios deben considerar las restricciones y en algunos casos la modificación en los costos que estipule cada aerolínea, por lo que antes de efectuar cualquier pago es importante preguntar.
 
Los usuarios de transportación aérea tienen derecho a llevar hasta 2 maletas de mano y 25 kilogramos de equipaje documentado al viajar en una aeronave de más de 20 pasajeros, en tanto que al trasladarse en una con menor capacidad, el peso permitido es hasta de 15 kilogramos.
 
El organismo precisa que en el caso de los vuelos cancelados o pérdidas de lugar por sobreventa de vuelos, las aerolíneas tienen la obligación de ofrecer algún tipo de compensación.
 
Así, deberán ofrecer la transportación en un próximo vuelo disponible y servicios de comunicación telefónica al lugar de destino para que los usuarios puedan avisar acerca del cambio de hora de llegada.
 
Además, si el tiempo de espera para abordar otro avión es prolongado, la aerolínea debe proporcionar alimentos y, de ser necesario, el hospedaje y traslados del aeropuerto al hotel y viceversa sin cargo alguno.
 
En caso de que una aerolínea haga un rembolso del precio de un boleto o asigne un vuelo para una fecha posterior, deberá bonificar a los usuarios 25% del precio del boleto o del recorrido no realizado del viaje.
 
A su vez, si el avión aterriza en otro destino por fenómenos climatológicos u otros problemas, los usuarios tienen derecho de ser trasladados a su destino por otros medios que también ofrezcan velocidad y que a su vez estén disponibles, y los gastos correrán por cuenta de la aerolínea que no podrá reembolsar el precio del boleto.
 
La Profeco añade que si el equipaje de mano es maltratado durante el vuelo, la aerolínea debe indemnizar a los usuarios hasta con 40 salarios mínimos, mientras que para el equipaje documentado el monto de la compensación podrá ser de hasta 75 salarios mínimos vigentes en el Distrito Federal.