Mis Finanzas

¿Pago más deducible o prima para mi seguro de gastos médicos?

Deducible, coaseguro, prima, preexistencia, son sólo algunos de los términos que debes conocer a la hora de contratar un seguro de gastos médicos mayores. Conoce cómo elegir el que más te convenga. 
Stephanie Cuevas
16 agosto 2016 19:4 Última actualización 20 septiembre 2016 17:14
Seguro de gastos médicos. (Shutterstock)

Seguro de gastos médicos. (Shutterstock)

Al momento de decidir comprar un seguro de gastos médicos mayores se piensa en prevenir las cuentas que habría que pagar ante un posible accidente o enfermedad, por eso también se debe tomar en cuenta los términos en que se adquirirá, como el elegir entre pagar una mayor prima o un deducible más alto.

“Un seguro de gastos médicos mayores no es para remediar problemas, sino para prevenir, se tiene que comprar cuando estás sano”, advirtió Francisco Ramos, asesor de seguros.

Seguro de gastos médicos mayores
Son los que cubren la lesión o incapacidad que afecte la integridad o la salud del asegurado, ocasionada por un accidente o enfermedad. La aseguradora cubre los gastos hospitalarios, atención médica, intervenciones quirúrgicas, medicamentos, análisis clínicos, rayos x, entre otros, a los asegurados y en su caso a los dependientes económicos, de acuerdo con la Condusef. 

El monto de la prima se determina considerando factores como la edad y sexo, principalmente, pero también sumas aseguradas, coberturas contratadas y el estado de salud.

“La aseguradora aplica un cuestionario para determinar la prima, es importante que cuando lo respondas lo hagas con la verdad, ya que no hacerlo faculta a la aseguradora a rescindir el contrato sin ningún beneficio para el asegurado”, señala la Profeco en su página de internet.

Otro punto a revisar es el monto del deducible, que es una cantidad de dinero que tu convienes en pagar como parte de una reclamación antes de que el asegurador se comprometa a pagar el resto del importe.

Por ejemplo, si tienes una cobertura con un deducible de 200 pesos y tuviste una pérdida de 500, tendrías que pagar 200 pesos y la compañía de seguros lo que falta, que serían 300 pesos.

Ramos explica que cuando se elige una prima baja, aumenta el costo del deducible, y viceversa, cuando la prima es alta, el monto del deducible disminuye. Entonces, se elige un deducible alto cuando se apuesta por que no se utilizará el seguro y deseas pagar una prima baja de acuerdo a tus posibilidades. Por el contrario, se elige una prima alta, para que en caso de enfermedad o accidente pagues un menor deducible y el resto lo pague la aseguradora.

“Si una persona pide un deducible muy bajo, es real que va a pagar muy poco en caso de siniestro, pero la prima se incrementa considerablemente, en cambio si escoge un deducible alto que pueda enfrentar en caso de siniestro podrá obtener una prima más razonable y acorde a sus ingresos”, explicó Alberto Barrientos, director de Siniestros Vida para Zurich México.

También, hay que tomar en cuenta que la aseguradora no pagará accidentes o enfermedades cuya atención o tratamiento implique un monto menor al deducible.

1
Coberturas 

Además, para cada plan de seguro hay una cobertura específica, por lo que es conveniente que revises el contenido de tu póliza y verifiques la cobertura de tu plan.

De acuerdo con Barrientos, un seguro de gastos médicos mayores debe tener las coberturas que estén acorde a las necesidades de cada persona, ya que no tiene caso pagar por algo que no se van a utilizar.

También se debe tomar en cuenta que tenga una suma asegurada razonable para poder enfrentar enfermedades catastróficas como un cáncer, ya que son estas enfermedades las que lesionan gravemente la economía y estabilidad familiar.

seguro de gastos médicos (Shuterstock)

PLAZOS PARA EL PAGO DE TU PÓLIZA

Los tipos de plazo para pagar tu póliza son anual, semestral, trimestral o mensual. Si eliges una forma de pago anual pagarás el costo del seguro en una sola exhibición, pero si eliges alguna otra, la aseguradora incluirá dentro del monto una cantidad extra como costo de financiamiento.

A partir de que contrates tu seguro de gastos médicos, independientemente de la forma de pago que hayas elegido, de acuerdo a la ley tienes 30 días para realizar el pago de tu póliza, así como para hacer cualquier aclaración en el contenido de la misma. Se cuenta con el mismo plazo de tiempo para renovarla.

Si piensas cambiarte de compañía o de plan, es muy importante que la aseguradora te entregue un endoso para que reconozcan tu antigüedad, es decir, el tiempo que llevabas cubierto por el seguro anterior. De lo contrario, es probable que la nueva compañía no acceda a cubrir las enfermedades preexistentes.

>