Mis Finanzas

Múdate de hogar y deja atrás el estrés

Desde el costo económico hasta el emocional. Evita complicaciones inherentes a una mudanza con un adecuado análisis de las necesidades personales de traslado y de los precios de diversos oferentes.
Darinka Rodríguez
27 febrero 2014 12:55 Última actualización 27 febrero 2014 13:43
Mudanza

Mudanza

CIUDAD DE MÉXICO.- Cambiarse de domicilio puede ser una experiencia estresante, tanto por el dinero que hay que desembolsar, como por el riesgo de perder objetos de valor económico y emocional en el camino.

De acuerdo con la consultoría especializada en proyectos inmobiliarios Softec, alrededor de medio millón de personas cambian de residencia al año en la zona metropolitana del Distrito Federal, con el fin de mudarse a una casa más grande o mejor ubicada.

En tanto que, al mes se efectúan cerca de 20 mil búsquedas en Google sobre información relacionada con servicios de mudanzas en todo el país.

La cifra es menor a la registrada en Estados Unidos. Según la Oficina del Censo de esa nación, 35.9 millones de estadounidenses cambiaron de residencia de 2012 a 2013.

En ese país, una división del Departamento de Transporte cuenta con una lista de proveedores certificados que ofrecen este servicio.
Por otra parte, la contratación de un servicio eficiente en México puede ir desde contratar un flete en la calle hasta adquirir servicios más completos y costosos.

“Una mudanza es asociada con estrés, malas experiencias y en general se percibe que trae inherente algún tipo de problema”, dijo Samuel Garrido, director del sitio mejoresmudanzas.com, que engloba varios servicios de mudanzas.

Un sondeo realizado por EL FINANCIERO verificó que se puede llegar a pagar hasta cuatro veces más, dependiendo de la empresa y servicios que contrate.

El costo de mudarse en la Ciudad de México, en un trayecto de 10 kilómetros de una vivienda ubicada en un primer piso, a otro primer piso de otro domicilio, fluctúa entre 2 mil 500 y 10 mil 500 pesos.

DETERMINANTES DEL COSTO

El precio final depende en gran medida de los servicios que contrates.
Las cotizaciones más económicas ofrecen servicios de ‘flete’ sin personal que traslade las pertenencias.

En el otro extremo, hay servicios que ofrecen desde la envoltura de los muebles hasta el acomodo de éstos en el nuevo domicilio, con tarifas por hora.

También hay firmas que rentan cajas de plástico por una semana, las cuales son entregadas en el domicilio original y recogidas en el nuevo hogar. Además, puedes contratar un seguro para el traslado, cuyo costo es de 0.5 a 1%, el valor de los objetos.


Tome en cuenta las siguientes recomendaciones y múdese en paz:

1. Solicite cotizaciones con al menos 20 días de anticipación en varias empresas proveedoras. Decida qué tipo de servicio desea, si será sólo el traslado o si incluirá la envoltura o el acomodo de sus muebles.

2. Cree un inventario de lo que se trasladará, el cual puede utilizar al pedir cotizaciones y como una guía para el control de l as pertenencias trasladadas.

3. Todas las empresas que le coticen deben contar con exactamente la misma información. Prefiera que le hagan una visita previa para que conozcan el volumen y el lugar de origen.

4. No minimice el número de pertenencias. La cotización final se define por variables como el volumen de objetos, el tamaño del camión de mudanza y número de cargadores requeridos; en el caso de edificios, se cuantifica el número de pisos y si hay que “volar” muebles.

5. Especifique exactamente el tipo de inmueble de origen y destino. Si se trata de un segundo o un décimo piso y si hay elevador o escaleras.

6. Pida contrato y lea atentamente que contenga información sobre los servicios adicionales contratados y solicite factura electrónica digital. En seguros de traslado hay que presentar facturas de lo asegurado.