Mis Finanzas

Mexicanos evitan realizar operaciones bancarias en comercios

10 febrero 2014 4:30 Última actualización 20 octubre 2013 14:18

[Se pueden hacer pagos, depósitos y retiros en una tienda de conveniencia o supermercado. Bloomberg] 



Notimex
 
Ir a una tienda a realizar una operación bancaria aún genera desconfianza a muchos mexicanos, por lo que se requiere promocionar más este esquema para alcanzar el potencial que buscaban las autoridades con su creación hace más de cinco años.

"Yo no pago mi tarjeta en una tienda porque me la pueden clonar, además no estoy seguro de que realmente el dinero llegue al banco o que si se haya hecho la operación", comenta Eladio Vargas, empleado de gobierno.

Subraya que sólo acudiría a estos lugares por recomendación de alguien confiable que ya haya hecho sus pagos de esa forma, "por lo pronto prefiero mil veces seguir asistiendo al banco"

Para Jaime González Aguade, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), el primer paso en corresponsales bancarios se dio con la creación de la infraestructura.

En 2010 había nueve mil 303 corresponsales y ahora están autorizados ya 25 mil 663 establecimientos, de los cuales 23 mil 638 ya operan, mientras que las sucursales bancarias han pasado de 11 mil 500 a 13 mil 400 en el mismo periodo.

Para la autoridad, ahora es momento de dar el segundo paso, que es el tema de la confianza, para que este tipo de establecimientos gane la credibilidad de las personas y con ello generar su propia demanda.

"Sí hay esta cosa de confianza y cambiar las costumbres, en particular en los servicios financieros, pues las tandas, guardar dinero bajo el colchón, es muy difícil irlos rompiendo, así como el dejar el dinero a alguien que no conocen o que acaba de poner la tienda", comenta González Aguade.

En entrevista señala que también debe darse un cambio en la promoción por parte de los bancos -que ya invirtieron en 26 mil establecimientos para que les sean rentables-, y un esfuerzo de todos los participantes.

Maribel Torres, quien atiende una papelería en la colonia Del Valle en la Ciudad de México, ni siquiera sabía que podían realizar transacciones bancarias sencillas en una tienda de conveniencia o supermercado, como pagos, depósitos y retiros.

Al respecto, Mario Di Costanzo, presidente del la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de servicios Financieros (Condusef), señala que es necesario replantear el papel de las corresponsalías.

Y es que, considera, este esquema como un servicio para quien ya es cliente funciona bien, pero "no estoy seguro ni convencido que esto esté generando una mayor inclusión financiera".

En su opinión, para que el individuo que este en algún municipio donde hay una corresponsalía vaya ahí y se haga cliente de un banco se necesita aplicar el número de atribuciones y operaciones que tienen las corresponsalías.
 
Hasta la fecha se pueden hacer pagos de crédito, servicios y cheques, depósitos, retiros, consultas de saldo y apertura de cuentas, pero las operaciones más utilizadas son -en ese orden- depósitos, pagos y retiros.

"Las corresponsalías no han dado los resultados que se buscaban en materia de inclusión financiera, por lo que debe de replantearse su esquema de operación no porque sea malo, sino porque ya no les alcanza para generar más clientes del sistema bancario", manifiesta.

En tanto, Javier Arrigunaga Gómez del Campo, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM), comenta que el hecho de que muchas de las cadenas que operan como corresponsalías y que tienen más de un banco es porque el esquema está funcionando.

Están utilizándose y es una manera muy eficiente de aprovechar la infraestructura nacional para llegar a puntos que son remotos y en donde hay un apetito muy importante por servicios financieros, agrega.

De hecho, destaca, de 2010 a 2012 el número de transacciones bancarias realizadas a través de los corresponsales ha pasado de 33 millones a 71 millones, "más que duplicado", derivado tanto un crecimiento de la red como de una mayor utilización de este esquema.

Un corresponsal bancario es un tercero -comercio- que establece un contrato con una institución bancaria y ofrece a su nombre diversos servicios financieros.