Mis Finanzas

Los errores financieros
de un ‘freelance’

El trabajo independiente requiere una detallada organización
y una administración minuciosa, para evitar problemas financieros y fiscales.
Darinka Rodríguez
06 marzo 2014 20:53 Última actualización 14 marzo 2014 11:14
hombre con computadora

Trabajar de forma independiente tiene sus pros y contras.

CIUDAD DE MÉXICO.- El desplome al inicio del año del empleo formal a más de la mitad,de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), es una de las causas por la que cada vez más profesionistas buscan emplearse de forma independiente como freelance.

Un estudio de la consultoría IDC señala que para 2015, el 37.2 por ciento de los empleados en todo el mundo se sumarán a esta forma de empleo; a finales de 2013, se ubicó en alrededor de 20 por ciento.

Laborar bajo proyectos determinados, y en muchas ocasiones desde la comodidad de la casa, hace suponer una serie de ventajas para el trabajador que se rige bajo este esquema.

Pero, para Gerardo, quien desde hace 4 años trabaja como traductor para proyectos editoriales, sabe que hay muchos mitos sobre la forma en que trabaja. “Todo mundo cree que tengo mucho tiempo libre, que trabajo poco y que gano mucho, pero no tienen idea de lo difícil que es”, indicó.

Por otro lado, el trabajo independiente llega a verse como propulsor de productividad. De acuerdo con un estudio sobre Home-Office de la Universidad de Stanford, los trabajadores freelance son hasta 13 por ciento más productivos.

“Es muy difícil ser freelance, pero también es difícil ser ‘Godínez’, porque no hay trabajo fácil y no hay esquema de trabajo sin retos”, dijo Sonia Sánchez-Escuer, asesora de finanzas personales y autora del libro “Apuntes de una Oveja Freelancera”, en entrevista con EL FINANCIERO.

INCONVENIENTES DE LA INDEPENDENCIA

Sandra Barrón lleva tres años trabajando como diseñadora web y el primer año de su ejercicio se las vio negras cuando se quedó sin proyectos y no contaba con ahorros de respaldo. “Al final del año se acaban muchos proyectos y se reactivan hasta finales de enero, y como no tenía ningún ahorro la pasé muy mal”, señaló.

De acuerdo con ITFreelance en la Unión Europea, los sectores más demandados en países de habla hispana son los de traductor, redactor, programadores, desarrolladores web, community managers y diseñadores.

Sin embargo, un problema al que se enfrentan la mayoría de estos trabajadores son los largos periodos entre los que concluye su labor y se les remunera.

RETO DEL FREELANCE

“El reto más importante de un freelance es administrar el dinero cuando los ingresos son irregulares y los gastos son regulares como la renta, comida y educación”, comentó Sánchez-Escuer.

Muchos empleadores pagan al concluir el trabajo; no obstante, el pago por el servicio puede ir de tres días a varios meses e incluso años. En el caso de Sandra, el periodo que más tiempo se tardaron en pagarle fue dos años.

“El año pasado Editorial Santillana tardó en pagarme ocho meses, me debían casi 200 mil pesos y tuve que poner y pedir prestado dinero para poder pagarle a las personas que habían estado trabajando conmigo”, expuso.

Para la Procuraduría Federal de la Defensa del Trabajo, cuando una de las partes no cumple el contrato laboral, en este caso por incumplimiento de pago, se puede iniciar un juicio para solicitar la remuneración por el trabajo realizado, pero se deben estipular el tiempo y las condiciones previamente por escrito.