Mis Finanzas

Las finanzas pueden hacerlos ‘cortar’

Una de las principales causas de rupturas y divorcios es el dinero y su administración. Para que eso no te pase te enseñamos los cinco errores más comunes que cometen las parejas con sus finanzas y cómo evitarlos.
EF Branded Media
06 noviembre 2017 11:51 Última actualización 06 noviembre 2017 11:52

1. Dividir mal la carga
Cuando se mudan juntos, el dividir los gastos y pagos puede causar roces si uno siente que la carga no es equitativa, o el otro se atrasa con su parte. ¿Cómo resolver esto?

Deben dejar claro “cuáles son nuestros gastos; los tuyos y los míos” y definir el porcentaje que cada quien aportará para pagar los gastos comunes. Debe ser una división justa con relación a lo que ganan y pueden aportar.

2. Gastar ‘sin consultar’
Una de dos, o se pueden pelear porque nunca se consultan los gastos, y terminan afectando las finanzas de ambos, o se pelean porque tienen que pedir permiso al otro para gastar. No se trata de irse a extremos. Tiene que existir un plan, hablarlo mutuamente, para saber sus metas y cómo van a estar operando sus finanzas en pareja. No se trata de controlar al otro o ser totalmente egoísta y no incluirlo, habrá que encontrar un punto medio.

3. No tener ahorro para imprevistos
Si viviendo solo siempre hay imprevistos que de alguna manera hay que cubrir, al vivir en pareja este riesgo se multiplica. Por ejemplo, que alguno de los dos sea despedido.

Por eso todas las parejas deben tener un fondo de emergencias que, al igual que cualquier otro presupuesto, se debe calcular con base en las necesidades. Idealmente debe cubrir al menos de tres a seis meses de sus sueldo. Por cualquier emergencia.

4. No hablar de dinero
Uno de los errores más comunes es que ‘hablar de dinero’ se convierta en un tema tabú en su relación. Si comienzan a tenerle miedo y a discutir cada vez que se menciona nunca van a tener una buena planeación financiera en pareja. El primer paso para que esto no suceda: hablen y después hablenlo más. Quítenle el poder que tiene sobre ustedes. No tiene porque ser un tema que asuste, es un tema necesario y básico de cualquier relación.

5. No invertir en un patrimonio
La mejor inversión que pueden hacer es comprarse una casa, es algo que los hará sentir seguros el resto de sus vidas y algo que, eventualmente, podrán heredarles a sus hijos. Utilicen los créditos que ofrece el gobierno o las opciones del mercado y revisen sus opciones para hacerse de su propio patrimonio.

Bien dicen que “cuando el dinero sale por la puerta, el amor salta por la ventana”, si no quieres que este refrán aplique en tu relación sigue estas recomendaciones; así no sólo seguirá creciendo el amor, también mantendrán unas finanzas sanas.