Mis Finanzas

Independencia
laboral exitosa,
¿por dónde iniciar?

Echar a andar una iniciativa con el propósito de independizarse
y construir una empresa propia y exitosa implica seguir una ruta. Buscar acompañamiento en incubadoras, educarse, ahorrar, analizar las fuentes de financiamiento inicial y crear un modelo
de negocios, son elementos clave para ello.
Darinka Rodríguez
23 noviembre 2014 23:16 Última actualización 24 noviembre 2014 5:5
Emprender negocio

Al iniciar un proyecto por tu cuenta, opta por iniciarlo con recursos propios o familiares. (Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- Para generar recursos propios, nada como iniciar un proyecto personal. Pero, para tener un desarrollo exitoso se debe contar con un modelo de negocios que evite los primeros tropiezos a los que se enfrentan los emprendedores en la búsqueda de financiamiento.

De acuerdo con el Buró de Entidades Financieras de la Condusef, el crédito simple para pequeñas y medianas empresas (Pymes) es una de las opciones de financiamiento para poder iniciar un negocio. Aunque especialistas consultados señalaron que un proyecto en etapas tempranas no requiere necesariamente de un crédito bancario.

Geoffrey Fichte Peña, director ejecutivo de Banca de Empresas de HSBC México, expuso que en la primera parte de la vida de una empresa es preferible buscar inversión de fondos de capital de riesgo o comenzar con ahorros propios, familiares o pedir apoyo a instituciones como Nacional Financiera (Nafin), y no necesariamente comenzar con un crédito bancario.


“Después de unos tres años es cuando se empieza a ser sujeto de crédito bancario, pero antes es muy importante hacer un par de cosas: mantener el historial crediticio en sanas condiciones, pues un financiamiento Pyme se concentra mucho en la historia detrás de la empresa”, dijo Fitche en entrevista.

Mario Marín, director del segmento Pymes en BBVA Bancomer, distinguió la diferencia entre crédito simple y revolvente, que en el segundo caso funciona como una tarjeta bancaria que no genera costo, en tanto no se ocupe; aunque destacó la importancia de tener bien creado un modelo de negocios.

“En el caso de BBVA otorgamos crédito a empresas que tienen por lo menos dos años de constituidas, y otros que tienen que ver con garantías legales a partir de un año, pero si un proyecto es incubado desde programas de la Secretaría de Economía puede tener acceso en etapas más tempranas”, explicó.

Por su parte, Silvina Moschini, creadora de Yandiki, afirmó que con base en su experiencia, en etapas tempranas al emprendedor no le conviene pedir préstamos o conseguir financiamiento bancario, porque implica una deuda que no sabe si podrá saldar.

​¿EN QUÉ CASOS SÍ CONVIENE?

Los montos que ofrece la banca múltiple son variados para el sector Pyme, y pueden ir de 10 mil pesos a 15 millones de pesos. Las tasas de interés también varían dependiendo del monto solicitado, pero suelen ir de 8 a 20 por ciento anual.

La compra de activos para hacer crecer las capacidades de la empresa, es la finalidad principal del crédito simple de la banca otorgado a emprendedores, para quienes se recomienda tener un plan bien definido antes de aceptar una deuda bancaria. “Tener un plan de negocios robusto y proyecciones, así como la estrategia y no mezclar fondos entre la empresa y la persona, da mucha confianza a los bancos”, dijo Fichte.

En tanto, algunas instituciones financieras acompañan de la mano al emprendedor para que la inversión que realizan sea verdaderamente productiva y no fracasen.

Para Marín, el acercamiento entre varias aceleradoras y a programas de educación financiera pretenden que quien inicie un negocio no adquiera deudas bancarias que no le sirvan.

“Los emprendedores deben entender que su habilidad y proyecto deben ser complementados y pedir un acompañamiento”, apuntó.