Mis Finanzas

Gasto hormiga, oportunidad perdida para comprar casa

Los gastos no presupuestados o fugas inconscientes de capital conocidos como “gasto hormiga” pueden representar fuertes cantidades de capital que no están siendo aprovechadas y que pueden sumar el enganche de un inmueble en un plazo de tres a cinco años.
Darinka Rodríguez
18 agosto 2014 0:8 Última actualización 18 agosto 2014 5:0
Vivienda.

Los expertos recomiendan que los montos destinados a vivienda no excedan 30 por ciento de los ingresos mensuales de una persona. (Archivo)

Los gastos no presupuestados o fugas inconscientes de capital conocidos como “gasto hormiga” pueden representar fuertes cantidades de capital que no están siendo aprovechadas y que pueden sumar el enganche de un inmueble en un plazo de tres a cinco años.

“Dedicar el presupuesto a un fin como la compra de una vivienda es como podemos poner fin al despilfarro y tener un objetivo, sobre todo cuando no se cuenta con un inmueble”, indicó en entrevista Carlos Angulo Rodríguez, gerente comercial de Coldwell Banker.

El directivo expuso que dependiendo del presupuesto del usuario, se llega a erogar hasta 30 por ciento del presupuesto en “gastos hormiga”, sobre todo en los niveles socioeconómicos más altos, “si no se ha elaborado un presupuesto que incluya el pago de renta, servicios básicos y alimentación”.

Los expertos recomiendan que los montos destinados a vivienda no excedan 30 por ciento de los ingresos mensuales de una persona.
“Dependiendo de los ingresos, se puede llegar a destinar hasta 50 por ciento del ingreso, es decir 20 por ciento adicional mensual para ahorrar para un enganche, pero esto depende del nivel de ingresos de la persona y si cuenta con el apoyo de un cónyuge para pagar la renta y hacer un ahorro programado para un enganche”, precisó Angulo.

Cifras de la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda y de diversas instituciones de vivienda señalan que el enganche de una vivienda fluctúa entre 300 mil y 500 mil pesos para un departamento y entre 400 mil y 800 mil pesos para una casa.

El promedio es de 480 mil pesos, aunque depende de la ubicación del inmueble y sus características.

“Se pretende ahorrar para los objetivos, desde la compra de un auto o una casa; de manera que se pueda tener un control, aproximado funcionando en 90 u 85 por ciento, y de 10 a 15 por ciento para gastos imprevistos”, dijo Angulo.