Mis Finanzas

Estacionamiento urbano, ¿pagar un cajón o la multa?

Ante la creciente demanda de lugares para aparcar los vehículos,
la insuficiente oferta de cajones y los altos costos de las pensiones y parquímetros en las grandes urbes, suele recurrirse a la vía pública. Pero hacer uso de las aceras implica riesgos de seguridad y posibles pagos de multas si el conductor se descuida.
Darinka Rodríguez
09 octubre 2014 23:5 Última actualización 10 octubre 2014 11:22
Estacionamiento

Si no consigues un cajón de estacionamiento en tu trabajo y vives a menos de 15 kilómetros de éste, puedes optar por reducir el uso del automóvil. (Sabina Iglesias)

CIUDAD DE MÉXICO.- Un descuido puede desviar el camino financiero de cualquier conductor.

Por ejemplo, estacionarse en lugares indebidos puede llegar a costar hasta 865.45 pesos el primer día, ya que se debe considerar la erogación por la infracción, que cuesta 336.45 pesos; 398 pesos del arrastre; y 131 pesos por cada día que el auto se quede en el corralón.

En tanto, cuando se coloca un inmovilizador de vehículo o “araña”, el costo es de 336.45 pesos por estacionarse mal, más 201.50 pesos por el uso del artefacto.

Azucena batalla todos los días, pues en su trabajo no cuenta con servicio de estacionamiento, por lo que ha sido llevada por la grúa varias veces. “Cada vez me gasto mínimo mil 200 pesos entre multas y el arrastre”, dijo en consulta.


La escasez de estacionamiento es un problema que va en aumento en la ciudad de México.

De acuerdo con un estudio del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP), en los últimos cinco años se han creado 250 mil cajones de estacionamiento. Sin embargo, no es suficiente para los 278 automóviles que existen por cada mil habitantes en México, de acuerdo con cifras del Banco Mundial.

En 2013 fueron remitidos 381 mil 104 automóviles a los corralones, por los cuales se recaudaron 240 millones 285 mil 820 pesos, según datos la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF).

¿DÓNDE ESTACIONARSE?

De acuerdo con el Reglamento de Tránsito, obstruir rampas, hidrantes o tomas de agua, estacionarse en una entrada que no sea la de su casa, en un tramo menor a 5 metros de la entrada de una estación de bomberos y vehículos de emergencia, frente a establecimientos bancarios o en vías de doble sentido y con camellón, son algunas de las razones por las que el vehículo puede ser remitido o inmovilizado.

Marta Blanco, directora de comunicación de Kredito 24, indicó que hay que tener responsabilidad no sólo con las finanzas personales, sino también al conducir un vehículo, pues las infracciones de tránsito se pueden convertir en un verdadero problema.

“El ahorro es importante para este tipo de eventos, porque una situación así nos puede desajustar de manera importante nuestro presupuesto, estamos expuestos a muchas cosas en el camino”, dijo en entrevista.
Por su parte, Sonia Sánchez-Escuer, asesora en finanzas personales, explicó que es preferible estar al pendiente de los lugares permitidos o pagar estacionamientos para evitar dolores de cabeza, sobre todo si por unas cuantas horas.

“Pocas cosas duelen más que pagar una multa por estacionarse en lugares equivocados, la prevención siempre es más barata”, dijo.

PLAN DE ATAQUE

Pagar parquímetro todos los días implica gastar al mes alrededor de mil 280 pesos, considerando una jornada de trabajo de ocho horas de lunes a viernes y que cada hora cuesta 8 pesos. En tanto, el pago de una pensión va de 800 a 2 mil pesos.

Una de las medidas para evitar este gasto mensual es reducir el uso del automóvil cuando no se cuenta con un cajón de estacionamiento, sobre todo si vive a una distancia menor a 15 kilómetros. “Hay personas que viven muy lejos de su lugar de trabajo, en ese caso lo más conveniente es evaluar si se puede contratar una pensión cerca de la oficina para evitar estas multas”, sugirió Sánchez-Escuer.

Blanco destacó la importancia de contar con un fondo de emergencias para enfrentar contingencias.