Mis Finanzas

El precioso y meticuloso arte de invertir en arte

Para invertir en obras se deben considerar aspectos como
en qué artista o corriente se invertirá y por cuánto tiempo, ya que no se trata de una inversión instantánea.
Darinka Rodríguez
03 marzo 2014 21:55 Última actualización 05 marzo 2014 5:0
Subasta de arte

El arte como una forma de inversión./(Eladio Ortiz)

CIUDAD DE MÉXICO.- En el mosaico de las inversiones, la adquisición de obras de arte se dibuja como una buena opción para quienes desean que sus ganancias crezcan y colorear incluso las crisis económicas más grises.

En la recesión de 2008, el Británico Damien Hirst subastó su obra y recaudó más de 198 millones de dólares en dos días, superando 10 veces, el récord de Picasso en 1993, con la subasta de 88 pinturas, según la casa de subasta internacional Sotheby’s.

También el arte mexicano ha tenido una buena aceptación. “Artistas como Tamayo se cotizaron muy bien ese año”, dijo en entrevista Vivian Gorinstein, gerente del departamento de arte moderno de la casa de subastas Morton.

La obra “Trovador”, alcanzó un precio récord de 7.2 millones de dólares ese año en la casa de subastas Christie’s.

“Hoy por hoy vendemos 60 millones de dólares en arte latinoamericano y hace seis años eran de 35 a 40 millones”, dijo Axel Stein, director de departamento de arte latinoamericano de la casa de subastas Sotheby’s en Nueva York en entrevista con EL FINANCIERO.

Para los curadores, los artistas mexicanos de mediados del siglo XX son los de mayor valía. 

LOS INDICADOS

En una subasta, un coleccionista de arte sabe cuáles son las obras que tienen valor y está dispuesto a ofrecer la mejor puja para obtenerlas, llegando a triplicar su oferta inicial y luchando con tesón: dobla la cantidad hasta conseguirla. Sigue tendencias estéticas definidas y deja pasar oportunidades de obras que no le interesan.

Lo cierto es que esta apuesta no es para aficionados, no basta con adquirir y colgar una pintura en la pared para que su inversión se multiplique. “Se tiene que ver a largo plazo; no es una inversión instantánea y no es como otros objetos de inversión”, expuso López Morton.

Por su parte, Stein señaló que las obras de arte pueden considerarse un activo de refugio. “Pero hay que estar alertas a los movimientos del mercado como en toda inversión, y cuando sienta que va a cambiar el viento para determinado artista venda y compre otras piezas”.

CONSEJOS PARA INVERSIÓN

1. Ante todo, el gusto. Para desarrollar el criterio, es importante asistir a galerías y museos para adquirir una educación visual.

2. Siga tendencias. Si usted prefiere el arte figurativo sobre la abstracción, siga sus corazonadas.

3. Tenga un presupuesto. Puede participar con un seguro de 10 mil pesos en algunas casas de subasta. Compre arte contemporáneo desde 4 mil pesos.

4. Tome en cuenta la técnica. Un óleo vale más que una acuarela, ésta más que una litografía y un dibujo más que una litografía.

5. El tamaño de las obras. Las pinturas que no pueden ser fácilmente acomodadas en un salón promedio son difíciles de vender.

6. Verifique la procedencia. Las obras deben contar con un certificado que se puede verificar en las casas de subasta.

7. El estado de conservación. Según el tiempo de vida de la obra, el que estén o no restauradas, cambia su valor. Manténgala en óptimas condiciones.

8. Asegure su patrimonio. Considere una póliza en la inversión.

9. Diversifique. Una vez que haya decidido crear una colección, escoja varios estilos o artistas de una corriente.

10. Considere el plazo
. La inversión que haga hoy, difícilmente florecerá en el mediano plazo.