Mis Finanzas

Educación financiera, el mejor regalo para el Día del Niño

12 febrero 2014 4:47 Última actualización 23 abril 2013 16:12

 [Arturo Monroy] Es fundamental instruir a los niños acerca de la relevancia de ahorrar y administrar sus recursos. 


Notimex

La apertura de una cuenta de ahorro y la enseñanza de una cultura financiera son los mejores regalos que se podrían ofrecer con motivo de la celebración del Día del Niño, indicó el presidente Ejecutivo de la Asociación Mexicana de Afores (Amafore), Óscar Franco.

El directivo señaló que de acuerdo con una encuesta realizada por la asociación que dirige, 72% de los mexicanos no tiene planes para el momento de su retiro laboral, lo que se debe a la carencia de una cultura financiera desde el ámbito familiar.

Dijo que un estudio de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) arrojó que 48% de los encuestados careció de una enseñanza para administrar su dinero.

"Es evidente la importancia de que los padres enseñen a sus hijos fundamentos de educación financiera. Mientras más jóvenes aprendamos sobre educación financiera, mejor será la calidad de vida de los adultos y jubilados en el futuro", expuso.

Según refiere, los hijos asimilan los hábitos de los padres, por lo que es importante "predicar con el ejemplo" y tener un buen manejo de las finanzas familiares para que los infantes entiendan que con trabajo y una buena administración del dinero es posible adquirir bienes y servicios.

Así, precisa Franco, si desde pequeños se les proporcionan las bases de una educación financiera en la que se incluya el conocimiento de sus necesidades y la importancia de diferenciarlas de sus gustos, se les fomentará un criterio de finanzas sanas.

Expuso que una encuesta de la Secretaría de Educación Pública (SEP) arrojó que 9 de cada 10 niños identificaron el concepto de ahorro y solo 1 de cada 5 estudiantes de sexto de primaria reconoció los tipos de ahorro, aunque no distinguieron la diferencia entre comprar inteligentemente y endeudarse.

Por lo anterior, reitera el directivo, es fundamental instruir a los niños acerca de la relevancia de ahorrar y administrar sus recursos para que "construyan un futuro en el presente".

Franco manifestó su preocupación respecto de la edad en las que las personas comienzan a inquietarse por su jubilación que es hacia los 45 o 50 años, ya que hay poco tiempo para hacer crecer el patrimonio y el rendimiento que ofrecen algunos instrumentos financieros tiende a ser bajo.

Una forma de enseñar a los niños buenos hábitos financieros es asignarles un presupuesto semanal, alentarlos a seguir alguna meta y enseñarles a destinar un porcentaje de ese dinero al consumo corriente, otro al ahorro de corto plazo y el restante al de largo plazo.